Cómo comenzar a escuchar jazz (y III): Coleman Hawkings y Thelonious Monk

Tras repasar algunos de los discos y grabaciones más representativas de Louis Armstrong, Billie Holiday, Duke Ellington, Charlie Parker, Miles Davis, John Coltrane y Ornette Coleman, llega el momento de poner el broche final a este serial «Cómo comenzar a escuchar jazz» con ese gran genio del saxo tenor que responde al nombre de Coleman Hawkings y el enorme pianista Thelonious Monk. Como muchos sabéis, hemos seleccionado tres grabaciones/discos de

El sonido de Rudy van Gelder: el ingeniero del jazz

«A love supreme» de John Coltrane, «Saxophone Colossus», de Sonny Rollins , «A night at Birdland» de Art Blakey o «Walkin’» de Miles Davis. Todos tienen algo en común: el toque mágico de Rudy van Gelder, probablemente el ingeniero de sonido más importante de la historia del jazz. Han sido miles los músicos que han pasado primero por lo que se conoció con el pomposo nombre de «el legendario Estudio

Cómo comenzar a escuchar Jazz (II): Louis Armstrong, Billie Holiday, Charlie Parker

Si en nuestra primera entrega de «Cómo empezar a escuchar jazz»os hablaba de tres de mis artistas favoritos (Miles Davis, John Coltrane y Ornette Coleman) en este segundo capítulo vamos a hablar de tres de los grandes pioneros de este género musical: Louis Armstrong, Billie Holiday y Charlie Parker. Como veremos a continuación, hay que esperar hasta los años 50 para descubrir los primeros discos de «estudio» al uso, por

Los 100 mejores discos: una introducción al Jazz moderno (1953-1962)

No se publican demasiados libros de jazz en español. Y menos uno tan interesantes como «Los 100 mejores discos. Una introducción al Jazz moderno 1953-1962», un repaso visual de lo que ha sido una de las décadas más prolíficas y apasionantes de la historia de este estilo musical. Escrito de forma coral por el conocido crítico musical Diego A.Manrique,  el periodista cultural Iker Seisdedos y el productor musical Jordi Soley

Cómo comenzar a escuchar Jazz (I): Miles Davis, John Coltrane, Ornette Coleman

No es la primera vez que cuento que no siempre es fácil entrar en el mundo del jazz. En «La puerta de entrada del jazz» explicaba cómo tras la explosión de este estilo musical entre los años 40 y 70, cuando todavía podía considerarse como «mainstream», ha vivido una plácida decadencia que le ha llevado a encerrarse en sí mismo. Y sí, es cierto que el cambio de siglo ha

El pequeño gran genio de Michel Petrucciani

No hay casi nada imposible si pones toda tu pasión en lo que haces. Sobran los ejemplos. Científicos como Stephen Hawking, atletas olímpicos como Teresa Perales o si hablamos de jazz, ese inmenso, colosal pianista, que respondía al nombre de Michel Petrucciani.

Blue Note: la marca que no puedes olvidar

Si recordáis la entrevista que reproducimos en el artículo que dedicamos a Fred Cohen y su impresionante tienda de discos, una de las cosas que explicaba es que los discos más buscados por los coleccionistas solían ser en muchísimas ocasiones, vinilos descatalogados y grabaciones de poca tirada, casi siempre bajo el sello de «Blue Note Records».

Giant Steps: el debut de John Coltrane en Atlantic Records

Solo diez años. Es lo que los que nos dejó John Coltrane como gran figura del jazz. Por supuesto, hubo un Coltrane antes de John Coltrane, pero siempre detrás de, acompañando a; nada que ver a ese artista de talento descomunal que acabaría muriendo de cáncer en 1967. No el John Coltrane que graba en 1959 «Giant Steps», su primer disco para Atlantic Records.

Jazz Records, New York

Fred Cohen, Jazz Records Center: «Hay grabaciones de Charlie Parker que cuestan varios miles de euros»

Jazz Records Center no es la tienda de discos más bonita del mundo. Y sin embargo, es un templo del jazz en Nueva York. Una tienda que bajo su apariencia de «descuido vintage» oculta auténticas joyas, rarezas que han llegado a venderse por varios miles de euros. Al frente de Jazz Record está Fred Cohen, un ya no tan joven neoyorquino que descubrió el jazz a los 12 años, cuando

The Buddy Rich Way

Para ser batería en un conjunto de jazz hay que ser como mínimo, bueno. Se puede ser por supuesto muy bueno, se puede llegar incluso a ser un excelente percusionista y en otro nivel, inalcanzable para casi todos los demás, se puede ser Buddy Rich.