¿Quién fue el «inventor» del Jazz?

Casi todos los estudiosos del jazz, coinciden en señalar que este estilo musical de marcado ritmo africano, pero que desde sus primeras manifiestaciones incorpora la marcialidad y el rigor de la música europea, surge en el sur de Estados Unidos a caballo entre finales del siglo XIX y principios del siglo XX. Pocas dudas hay al respecto. Como evolución primero de los cantos espirituales con los que los esclavos afroamericanos se consolaban mientras recogían algodón en los campos de trabajo y del blues y el ragtime después, el jazz encontraría su «cuna de nacimiento» a lo largo del delta del Mississipi y más concretamente, en Nueva Orleans.

¿Pero quién ha inventado el jazz? Es más…¿es legítimo preguntárselo? ¿se puede inventar un estilo musical, de la misma forma que se patenta el engranaje de un artefacto mecánico o incluso se registran los derechos de autor sobre una novela? Parece absurdo plantearse que de la misma forma que nadie se atribuye la «invención» de la música barroca, la sardana o la novela epistolar, alguien afirme categóricamente que es el «inventor del jazz».

Sobre todo porque entre todos hemos asumido que cualquier expresión artística popular es fruto de una época y un contexto determinado, la plasmación de tendencias y sensibilidades anteriores y en cualquier caso, más una aportación colectiva que una expresión artística individual. Pero con el jazz, no ocurre exactamente eso.

Buddy Bolden, el pionero del jazz

De forma oficiosa, Buddy Bolden es considerado por muchos un pionero, el primer músico de un estilo musical que posteriormente recibiría el nombre de jazz. Así por lo menos es recordado en algunas publicaciones ligeramente posteriores a su época, ya que pese a los rumores que afirman lo contrario, de Bolden no se conserva ninguna grabación. 

De hecho, pese a téoricamente ser la llave de clave de todo un nuevo estilo musical, su música no se cita hasta 1933, casi tres años después de su fallecimiento. Por si fuera poco, como recoge Ted Gioia en su «Historia del Jazz» los testimonios que hay sobre Bolden son dispersos y a menudo contradictorios, lo que añade más confusión a este asunto. ¿Quién era entonces Buddy Bolden? Esto es a grandes rasgos lo que se sabe.

Nacido en la Nueva Orleans de 1877, hijo de un empleado doméstico, parece comprobado que tras recibir cierta instrucción musical y clases de corneta de un vecino, Bolden se introdujo en el mundo musical de finales de la década de los 80, al ingresar en uno de los numerosos conjuntos musicales que por aquel entonces amenizaban celebraciones y fiestas.

Bolden, que en sus inicios compaginaba su pasión por la música con la de su trabajo de yesero, se mantuvo durante esos primeros años como uno de los pocos músicos fijos de una formación (casi en su totalidad formada por instrumentos de viento) que tendía a despedir e incorporar a nuevos miembros con una velocidad sorprendente.

Pese a ello, el éxito de su banda y su creciente popularidad más allá de Nueva Orleans, le llevó a medidados de la última década a centrarse completamente en la música y profundizar en un estilo diferente, que se alejaba de la rigidez del ragtime y la ñoñería de los cantos criollos para incorporar los sonidos sincopados y las inflexiones del blues que acabarían por configurar el jazz.

Pese a ello, la carrera de Bolden duró pocos años. Su afición a alcohol y cierta inestabilidad mental, le ocasionaba protagonizar con cierta frecuencia desórdenes públicos y otro tipo de problemas. En 1906, tras una borrachera monumental, el cornetista fue detenido tras atacar a su suegra con un jarrón. A continuación y tras otros episodios similares fue declarado demente y encerrado en una manicomio durante 24 años. Bolden acabaría falleciendo en 1931, a la edad de 54 años.

A Bolden se le recuerda insistimos, como a uno de los grandes pioneros de este estilo musical, pero nadie insinúa que fuese el «inventor del jazz» ni él mismo se atribuyó nunca su autoría. Entonces… ¿por qué hemos empezado este artículo hablando de un supuesto inventor?

Nick LaRocca, el autoproclamado «inventor»

Si de Buddy Bolden no se sabe mucho, desde luego de Nick LaRocca se sabe demasiado. Miembro fundador y cornetista de la Original Dixieland «Jazz» Band, proclamó hasta su muerte en 1961, que su formación había grabado las primeras composiciones de jazz de la historia, remontándose para ello a 1917.

Y no sólo. Este polémico personaje afirmaba que el jazz no lo habían inventado «los negros», sino que era una música genuinamente blanca. Para demostrar su tesis, pasó décadas enviando a decenas de medios de comunicación todo tipo de artículos explicatorios, que si bien carecían de cualquier tipo de rigor histórico, podían calificarse como curiosos.

En su fantástico libro «Jazz Life», William Claxton explica cómo en su encuentro con LaRocca en 1959, este le dijo que «los negros ni siquiera forma parte de la historia del jazz». Más bien al contrario , los que defendían el origen afroamericano de esta música solo podían calificarse como «locos comunistas antiamericanos a los que habría que encerrar». «Fuimos nosotros los que presentamos esta música al mundo, nadie más» repite.

Pero pese a su excentricidad y racismo evidente, no hay que quitar mérito a la banda de LaRocca, que fue muy reconocida en su época. Y en todo caso, cabe reconocerle que como muchos otros, contribuyeron a impulsar un estilo que en aquellos momentos daba sus primeros pasos. ¿Pero de ahí a inventar el jazz? Y no es el único. Un músico tan conocido como Jelly Roll Morton se presentó a sí mismo como el inventor del jazz en una carta enviada a la revista Down Beat en 1938, e incluso Thelonious Monk con cierto sarcasmo, solía decir que era el padre del jazz…moderno. Pero inventar el jazz…¡Qué disparate!

Deja un comentario