Jazz Life

Jazz Life: música en la carretera

Jazz Life es uno de los libros de cabecera para todos los amantes del jazz.

No recuerdo cuándo, pero sí cómo fue el primer día que me di de bruces con «Jazz Life» el enorme (en sentido literal y figurado) libro de William Claxton y Joachim E.Berendt: en el antiguo (y subrrayo antiguo porque ya no es ni mucho menos lo que era) VIPS de la calle Fuencarral en Madrid, compartiendo espacio con todos esos libros de mesa dedicados a pintores, grandes arquitectos o casas con encanto.

Tras hojearlo unos minutos, lo tuve claro: quería ese libro, lo necesitaba en mi librería y lo necesitaba ya. ¿Problema? Que un libro que supera los cuatro kilos de peso, no es precisamente fácil de transportar. Así que tras ladear ligeramente la cabeza y susurrar voz en cuello un «ya te pillaré, ya», salí de la tienda sin libro y cabilando.

Desde entonces, nos hemos visto otras veces, en librerías físicas y virtuales. Pero como dice la canción, siempre se ha repite la misma historia. Así durante tres años y hasta poco más de un mes, cuando pertrechado con la mochila correspondiente, compra mediante, «Jazz Life» ha entrado por la puerta de casa.

La historia de Jazz Life

«Jazz Life» es la historia de un viaje. El viaje que en 1960 emprendieron el fotógrafo William Claxton y el musicólogo alemán Joachim E. Berendt para descubrir las raíces y el alma del jazz. De costa a costa, de músicos callejeros anónimos a leyendas del género, la obra explora aquello que convirtió al jazz en la forma estadounidense más original. En Nueva Orleans y Nueva York; en St.Louis, Biloxi, Jackson y mucho más allá, las imágenes tiernas y apasionadas de Claxton examinan la diversidad regional del jazz y captan su vitalidad y esencia.

Muestran a los compositores y los diversos espacios, a la gente a la que la música ha cautivado, desde desfiles funerarios hasta escenarios de conciertos. En las páginas de este libro se vive, se respira, se siente un modo de vida que más de cincuenta años después, prácticamente ha desaparecido.

Claxton fotografía a algunos de los más grandes: Charlie Parker, Count Basie, Duke Ellington, Billie Holiday, Ella Fitzgerald, Miles Davis, Charles Mingus, Thelonious Monk, John Coltrane y muchos otros. Pero a la vez, captura el espíritu de todos los que a mediados del siglo XX, habían hecho del jazz su forma de vida.

Jazz Life no es una historia del jazz. O al menos, no es una historia al uso. Es un roadtrip en el que se cuentan anécdotas, se examina la música desde un prisma eminentemente personal y en el que las entrevistas se disparan a bocajarro. Y aunque Berendt es desde luego un académico y en ocasiones no renuncia a la perorata musical, casi siempre escribe desde la admiración por un estilo musical que en los años 60, empieza a recibir casi más atención en Europa que en América.

Claxton por su parte, no sólo se encarga del tremendo trabajo fotográfico. Cuaderno de viaje en mano documenta, explica cómo es vivir durante más de dos meses con un alemán cuadriculado y cuenta cómo viajar al fin y al cabo, es la mejor forma de aprender nuevas cosas.

Deja un comentario