Giant Steps - John Coltrane

Giant Steps: el debut de John Coltrane en Atlantic Records

«Giant Steps» es el primer disco de John Coltrane para Atlantic Records y tal vez el primero que refleja el verdadero «sonido Coltrane»

Intérpretes: John Coltrane, Tommy Flanagan, Wynton Kelly, Cedar Walton, Paul Chambers, Jimmy Cobb, Lex Humprhies, Art Taylor. Grabación: marzo, mayo, diciembre 1959. Publicación: enero de 1960.

Solo diez años. Es lo que los que nos dejó John Coltrane como gran figura del jazz. Por supuesto, hubo un Coltrane antes de John Coltrane, pero siempre detrás de, acompañando a; nada que ver a ese artista de talento descomunal que acabaría muriendo de cáncer en 1967. No el John Coltrane que graba en 1959 «Giant Steps», su primer disco para Atlantic Records.

Antes de grabar para Atlantic, Coltrane tenía algunos discos de cierto mérito. «Blue Train», el único disco de grabó para Blue Note, algunos discos para el sello Prestige y colaboraciones eso sí, con los más grandes, como Miles Davis. Pero repetimos, no fue hasta que Coltrane ficha por Atlantic, cuando comenzamos a descubrir a ese artistazo cuya música aún suena en cualquier club de jazz.

De hecho, prueba de que la carrera en solitario de Coltrane estaba solo empezando a despegar, llama la atención que algunas de las sesiones de grabación para «Giant Steps», prácticamente se solapaban con las sesiones de estudio que en ese momento realizaba para el «Kind of Blue» de Miles Davis, del que ya os hemos hablado.

Técnicamente, el álbum representa la consagración de un fraseo melódico, marca de la casa, que en el argot se denominan sheets of sound y que se basan en progresiones de tres notas, que se desplazan sobre una nota tónica. Tan característica es esta técnica que algunos la bautizaron en su momento como «Coltrane Changes, y de hecho, se sigue empleando en muchas composiciones en las que se emplean distintos «centros gravitacionales».

Para algunos críticos, como Brian Morton («The Penguin Jazz Guide), este «Giant Steps» pese a su mérito, es un disco de transición, en el que Coltrane aún está buscando ese sonido propio que se revelaría con ese inconmensurable «A Love Supreme».

Siendo esto así, y siendo verdad que no es un disco de madurez, tiene muchos de esos elementos que lo convierten en un indispensable y de hecho, la influyente Rolling Stone, incluyó en 2003 en la posición 102 de su clasificación «Los 500 mejores discos de todos los tiempos».

Como curiosidad, señalar que años más tarde de su publiación, se editó una versión «Deluxe». En esta edición se ofrecen versiones alternativas a las grabaciones que se incluyeron en el disco de 1959. Estas versiones alternativas habían estado disponibles con anterioridad, pero no en su conjunto y ayudan a construir una imagen sobre lo que estaba ocurriendo en una sesión de grabación extraordinaria.

El influjo de Naima

Pese a ser como hemos explicado, un disco temprano, la grabación de 1959 puede justificarse casi por completo por la presencia de «Naima», la gran balada del apogeo de la primera fase de Coltrane (la que justo acabaría en 1960), y según el crítico musical Ted Gioia, tal vez la composición más completa de su discografía.

A diferencia de otras composiciones de Coltrane en las que el genial músico busca impresionar a su adudiencia con su destreza, «Naima» no hace alardes de complejidad e impresiona más por su placidez y belleza que por ser un tema de gran dificultad técnica.

Titulada así como homenaje a la primera esposa del saxofonista, «Naima» insistimos, parece un tema sencillo y sin embargo, encierra una complejidad poco aparente. Sobre una melodía austera (que se configura como una llamada a la meditación o la reflexión), Coltrane construye una frondosa superestructura armónica cuaja de mecanismos ingeniosos para crear y aliviar tensión.

Tanto le gustaba este tema a Coltrane, que incluso mucho después de dejar «Giant Steps» seguía manteniéndola en su repertorio, llegando a grabar todo tipo de versiones,e incluso, interpretándolas a veces en el escenario acompañado con Alice Coltrane, su nueva esposa.

Deja un comentario