Woody Allen y el Jazz

Hace poco, en uno de esos días de «Netflix y manta» tuve la oportunidad de volver a ver «Acordes y desacuerdos» la que sin duda es la película más jazzística de Woody Allen (teniendo en cuenta que en mayor o menor medida prácticamente todas lo son).

La película se presenta como un biopic que recorre parte de las curiosas y divertidísimas andanzas del ficticio guitarrista de jazz de los años 30, Emmet Ray, que afirma siempre que tiene ocasión, ser el mejor músico del mundo, «si exceptuamos a ese gitano francés, Django Reinhardt«. Como no podía ser de otra forma, toda la banda sonora del film está inspirada por la música de Reihardt (incluyendo algunas composiciones originales suyas), uno de los primeros grandes músicos de jazz nacido fuera de Estados Unidos y que llegaría a influir a un gran número de músicos americanos.

Que Woody Allen homenajee al jazz de los años 30 por supuesto no es baladí. Basta repasar su filmografía para descubrir que en sus bandas sonoras se acumulan grabaciones y composiciones de la primera época dorada de este estilo musical (desde los años 20 hasta el principio de la segunda Guerra Mundial): Benny Goodman, Artie Shaw, Sidney Bechet, Count Basie, Eroll Garner, Glenn Miller, Billie Holiday y por supuesto, Duke Ellington.

Y no solo. Su propia banda, la «Woody Allen & Eddy Davis New Orleans Jazz Band» con la que lleva tocando 36 años, homenajea cada semana en el Café Carlyle de Manhattan a todos esos pioneros a la vez que interpreta composiciones propias, inspiradas en ese estilo Dixieland que durante más de dos décadas arrasó el delta del Mississipi.

Como el mismo ha explicado muchas veces, en el cine aprendió a amar el jazz, pero su pasión por el jazz supera a la del cine. Su biografía cuenta que aprendió a tocar el clarinete de pequeño y, de hecho, su nombre artístico es un homenaje al también clarinetista Woody Herman, quien supone para él un ídolo mayor que, pongamos, Ingmar Bergman.

¿Sus películas mas jazzísticas? Aunque como hemos explicado antes, en casi todas encontramos alguna referencia, éstas son especialmente marcadas (además de en «Acordes y desacuerdos») en «Balas sobre Broadway», «Recuerdos», «Cafe Society», «Días de radio» y «Wild Man Blues» un documental dirigido por Barbara Kopple acerca de la gira que realizó Woody Allen y su banda de jazz por Europa a finales de la década de 1990 y que recomiendo que nadie se pierda.

Deja un comentario