Libros
Libros

20 libros que tienes que leer para disfrutar «más» del jazz (y 2)

Estamos seguros que aún estáis enfrascados en la lectura de esos diez libros que os recomendamos en la primera parte de nuestro especial. Pero no hay tiempo para relajarse, porque antes de que termine el verano os queremos recomendar otros diez. Empezamos con la biografía de Jelly Roll Morton y terminamos con esos artistas que están reinventando el jazz en el siglo XXI. ¡Empezamos!

Mister Jelly Roll (Alan Lomax)

Por mucho que se lo repitiera a todo el mundo, Ferndinand «Jelly Roll Morton» no fue el inventor del jazz. Sin embargo sí que es cierto que jugó un papel muy relevante en los primeros tiempos del «nuevo» género musical. Lo atestigua un libro en el que el «floklorista» Alan Lomax pone negro sobre blanco las grabaciones, anécdotas, historias, etc. que recogió en el viaje que le llevó a explorar la figura de Morton en 1938 y acabaría por plasmar en un estupendo volumen en 1950.

Living With Jazz (Dan Morgenstern)

Dan Mongenstern, antiguo director de la revista DownBeat, es probablemente, una de las personas que más sabe de jazz en todo el planeta. En este libro se recogen algunas de sus columnas y reportajes históricos y cómo llega a comprender como nadie los mecanismos que han movido la industria durante las últimas décadas.

Why Jazz Happened (Marc Myers)

Hay una serie de factores que explican cómo nació el jazz y desde luego, están muy estudiados. Es lo que hace en este libro Marc Myers, periodista del Wall Street Journal. Sin ser demasiado extenso (poco más de 200 páginas), tiene casi todo lo que necesita para convertirse en un libro fundamental.

High Times, Hard Times (Anita O’Day)

Anita O’Day, una de las primeras cantante de jazz de la historia, demostró ser muy capaz de escribir una gran historia sobre la música que se estaba componiendo en los años 20 y 30 del siglo XX. Por sus páginas pasan personajes como Gene Krupa, Stan Kenton, Roy Eldridge o Billie Holiday entre muchos otros.

What A Wonderful World: The Magic Of Louis Armstrong’s Later Years (Ricky Riccardi)

Ricky Ricciardi lo sabe literalmente todo sobre la figura de Louis Armstrong. Periodista, bloguero y gran archivero digital de su legado, este libro nace como reivindicación de esos últimos años de Armstrong, en los que tal vez o no ha sido tan comprendido, o tal vez él mismo se ha convertido más en un personaje televisivo, que en ese gran artista que en realidad es.

Hear Me Talkin’ To Ya, the Story Of Jazz As Told By The Men Who Made It (Nat Shapiro and Nat Hentoff)

Otro de esos libros en los que hablan directamente los protagonistas, en este caso en una historia oral del jazz. Publicado en 1955 recoge entrevistas con Ella Fitzgerald, Louis Armstrong, Charlie Parker o Dizzy Gillespie. No lo dejes escapar.

Space Is the Place: The Lives And Times Of Sun Ra (John F Szwed)

Nadie puede negar que Sun Ra es uno de los artistas más particulares y maravillosos que ha producido el jazz. Jon F Szwed entrega en este libro el homenaje que se merece.

Pops: A Life of Louis Armstrong (Terry Teachout)

Es el tercer libro sobre Louis Armstrong que recomendamos en los artículos que forman parte de esta serie. De los tres este es probablemente el más meticuloso y completo. No dejes de leerlo.

The Blue Moment (Richard Williams)

El mejor libro para acompañar la escucha de «Kind of blue» de Miles Davis. Un texto que cuenta todos los pormenores de una de las mejores grabaciones de la historia y que nos mete en la piel de los que estuvieron. Una narración elegante y perspicaz, en la no deja ninguna posible pregunta sin respuesta.

Playing Changes: Jazz para el Nuevo Siglo (Nate Chinen)

¿Cómo suena el jazz del siglo XXI? ¿Quiénes son esos artistas que están marcando tendencia ahora y de qué forma lo están haciendo? Es el punto de partida de «Playing Changes» un libro en el que Nate Chinen plantea además otros temas como si el jazz sigue representando una corriente fuerte innovadora y con valor cultural en nuestro mundo cambiante o se ha resignado a reproducir los mismos patrones de siempre.

 

Standard

Deja un comentario