feel good jazz
Es personal

Ikigai o cómo el jazz me ha «salvado la vida»

En «Instrumental. Memorias de música, medicina y locura», James Rhodes cuenta cómo si no hubiese sido por la música, probablemente hace años que se habría suicidado. O lo que es lo mismo: la música le salvó la vida. Y no es el único. Basta una simple búsqueda en Google para comprobarlo: el resultado resulta tan abrumador, que el poder salvífico de la música se ha convertido en un meme de lo más divertido.

Continue reading

Standard