Alphonse Picou
Historia, Artistas

Pioneros del Jazz: Alphonse Picou y el “solo” más imitado de la historia

“High Society» es uno de los estándares de jazz que más veces se han versionado. Compuesta en 1901 por Porter Steele, la hemos escuchado en las voces y los instrumentos de artistas como Louis Armstrong, Bing Crosby, Frank Sinatra, King Oliver, Norma Jean…y, en realidad, ya era un tema popular antes incluso de que el jazz como tal “tuviera forma”.

“High Society” no hubiese sin embargo llegado a ninguna parte, sin ese gran pionero del jazz que responde al nombre de Alphonse Picou. Las variaciones para clarinete que hace en este tema se consideran uno de los primeros “solos” de la historia de este estilo musical; tanto es así que musicólogos como Joachim E. Berendt afirman que el “solo” que hace Picou en esta composición es el más imitado de la historia: “Virtualmente, todos los músicos que interpretan ‘High Society’ toman prestado el ‘solo’ de Picou” afirma en “Jazz Life”.

Tanto que la que era una improvisación, acabó por convertirse en un arreglo pautado y las sucesivas versiones del tema solo incluían un solo adicional tras haber tocado el de Picou. ¿Pero quién era Alphonse Picou?

Alphonse Picou: de hojalatero a maestro del Jazz

Nacido en una familia criolla del Nueva Orleans de de 1878, el destino de Alphonse Picou no parecía incluir entre sus planes que el “niño” se dedicase a la “música moderna”. Por supuesto, el destino a veces también se equivoca. De hecho, se equivoca casi siempre.

Es cierto que como criollo, en el Nueva Orleans de finales del s.XIX su posición social estaba por encima de casi todos los que no eran blancos y que su educación incluía cierta formación musical. Pero también lo es que lo primero que hizo nada más terminar la escuela fue dedicarse al mundo de la hojalata.Y es que ya a los quince años, se ocupaba de trabajos tan penosos como la colocación de láminas de cobre en los campanarios de las iglesias.

Alphonse Picou con su clarinete

Alphonse Picou

Picou combinaba los “gajes” del oficio con una cada vez mayor habilidad para algunos instrumentos como el clarinete o la guitarra. Tanto, que antes de cumplir los 18, se convirtió en uno de los clarinetistas más demandados. En poco tiempo, pasó a ser un fijo en bandas muy populares en aquella época como la de Oscar DuConge, la de Bunk Johnson o la de Freddie Keppard. Llegó a hacer “bolos” incluso con la banda de “Papa Jack Laine” lo cual resultaba casi milagroso, ya que era una formación compuesta exclusivamente por músicos blancos.

Estar en el lugar ideal y en el momento adecuado le llevó a trabar amistad con Buddy Bolden, con el que haría “música de Nueva Orleans” y para el que escribiría algunos de los primeros temas claramente alejados del rag time, incluyendo las conocidas variaciones de ”High Society” que tal vez por primera vez, recibieron el nombre de “improvisación”.

En la década de los 20, como muchos otros músicos visitó Nueva York y Chicago, donde entró en contacto con ese mito que responde al nombre de Joe King Oliver. Para él escribió algunos de sus temas más conocidos, como “Alligator Hop” o “Olympia Rag”.

El crack del 29 le llevó a retomar su antiguo oficio, pero no dejó de tocar con bandas y era una figura fija en la mayoría de los locales de Bourbon Street en Nueva Orleans. Acabaría por abrir una pequeña cafetería en Ursuline Street y al morir en 1961, se celebró el funeral más multitudinario y animado de los que se recuerdan en la ciudad.

Con su fallecimiento se pone fin a una era; se iba el último músico importante que había protagonizado “en directo” el nacimiento de la música jazz.

Standard

Deja un comentario