Melody Gardot
Discos, Artistas

Melody Gardot y la nueva magia de “Sunset in the Blue”

A principios de 2016, no sabía nada de Melody Gardot. No sabía qué clase de música hacía, qué discos había publicado o cómo sonaba su voz. Ni siquiera me sonaba su nombre. Así que cuando en verano de ese año unos amigos me preguntaron si les quería acompañar al concierto que iba a dar una tal Gardot dentro de la programación de ”Las noches del botánico, dije que sí porque el plan de después, que pasaba por ir a una fiesta en casa de otros amigos, me apetecía mucho más.

Melody Gardot venía a Madrid a presentar ”Currency of Man”, su cuarto disco de estudio, rodeada de una banda fenomenal. No recuerdo exactamente cómo fue la ”playlist” de esa noche, pero sí que recuerdo que después de dos o tres temas, a mí me había ganado. ¿Cómo es que no había escuchado nada de ella antes?

Por supuesto, a los pocos días me puse con sus tres primeros discos, Worrisome heart (2008), ”My One and Only Thrill (2009)” y ”The Absence (2012)”. Estaba claro. Norah Jones se enfrentaba a la primera amenaza seria en mi particular “panteón musical” de voces femeninas de jazz (mirándolo ahora con perspectiva, me parece un pensamiento bastante naïf…pero qué queréis que os diga… las cosas cambian). El problema para mí sin embargo no fue tanto eso, como el de darme cuenta que no había nada más para escuchar y que, aunque entonces aún no lo sabía, tendría que esperar casi cinco años más antes de que Gardot se metiera de nuevo el estudio.

Melody Gardot Sunset in the Blue

Sunset in the Blue

No fue hasta principios de 2020, cuando ya llevábamos algunas semanas confinados, cuando empezaron a llegar a cuenta gotas, noticias de que el nuevo álbum de Melody Gardot estaba en camino. Se contaba que la cantante americana estaba en París preparándolo y que al ser un disco “nacido en pandemia”, el amor iba a ser el hilo narrativo que recorriera la mayoría de los temas.

El primer single, ”From Paris With Love” que presentó en directo antes del verano en su canal de Instagram, confirmaba ambas cosas. Para ese tema en concreto además, se rodeó de músicos “confinados” tocando en directo a kilómetros de distancia.

¿Y después? Nada. Semanas de silencio hasta principios del mes de septiembre, cuando su discográfica (Decca), anunció que ”Sunset in Blue” se lanzaría el 23 de octubre. Un día después del lanzamiento y tras haberlo escuchado tres veces, aquí me tenéis, aporreando las teclas.

¿Os he dicho ya el amor es el hilo conductor del disco? Observad los títulos de los temas: ”If you love me”, “Love song”, ”You won’t forget me”, ”I fall in love too easily”…¿queda claro? Y es que si en el ”Currency of man” de 2015 escuchábamos a la Gardot más reivindicativa, con temas sobre el racismo y la injusticia social, en ”Sunset in Blue” todo eso queda de alguna forma aparcado, como si la cantante quisiera decirnos que ha llegado el momento de aparcar las diferencias…trabajemos todos en la misma dirección para superar toda esta mierda que nos rodea.

El tono es diferente también con respecto a sus álbumes anteriores, mucho más sensual y redondo, recordando de alguna forma a ese ”The look of love” que lanzó a Diana Krall a la fama. Acompañada en algunos temas por las cuerdas de la Royal Philarmonic, Gardot se vuelve a poner en manos de Larry Klein y Vince Mendoza, quienes ya produjeran su álbum ”My one and only thrill” en 2009.

Momentos estelares del disco son ”C’est magnifique” grabado a dúo junto al músico portugués António Zambujo, los dos temas en los que Gardot se atreve precisamente a cantar en portugués (”Un beijo” y ”Ninguém, Ninguém”) y una versión del clásico ”Moon River” que pone la carne de gallina.

¿La única pega? Por poner alguna, tal vez echo en falta algún tema con algo más de swing que sirva como contrapunto a un conjunto de baladas que, salvo para los más fans (me incluyo por supuesto) puede resultar tal vez demasiado uniforme. A pesar de ello, y como diría Britney Spears, Melody Gardot ”did it again”.

Standard

Deja un comentario