Bandcamp
Actualidad, Otros

Bandcamp: una plataforma para el jazz del siglo XXI

Lo hemos comentado muchas veces. Si los músicos de jazz tuvieran que vivir de los ingresos que obtienen por Spotify y otras plataformas de streaming, harían mucho mejor en dedicarse a cualquier otra cosa. Y es que con unos royalties que de media no superan los 1.000 euros anuales, la situación es peor ahora que en tiempos de “piratería rampante” cuando, al menos, se seguían vendiendo discos.

Antes del COVID-19 los músicos tenían por supuesto, sus conciertos. Ahora sin embargo, en el que los conciertos no son, o en el mejor de los casos, son de “aquella manera”, llega el momento de plantearse un cambio de modelo. Para muchos, los que cada vez más optan por autoproducir sus trabajos, la solución más digna y rentable es Bandcamp.

Fundada en 2008 por el empresario de Internet Ethan Diamond y los programadores Shawn Grunberger, Joe Holt y Neal Tucker, la plataforma ofrece una libertad total a artistas y sellos discográficos a la hora de compartir y comercializar su música.

A diferencia de otras plataformas de distribución de música en la Red, en Bandcamp los artistas tienen un control total sobre la venta de sus discos, ya que son ellos los que fijan el precio. A esto se añaden otras opciones interesantes, como que sean los fans los que decidan cuánto quieren pagar, o el poder vender también su propio merchandising.

Subir música a Bandcamp es completamente gratuito para los artistas, que solamente tienen que pagar una comisión del 15% por las ventas que hagan a través de la plataforma. Si las ventas superan los 5.000 dólares, la comisión se reduce hasta el 10%. De esta forma ganan todos, mucho más si tenemos en cuenta que sobre las ventas digitales de un álbum compañías como Google o Apple, cobran un 30%.

Música de calidad y artistas que se suman a la ola

Que el artista obtenga un trato mucho más justo beneficia por supuesto al músico. ¿Pero de qué forma ganan los fans? Principalmente por la calidad de la música que pasan a disfrutar.

Y es que además de la música comprimida en MP3, AAC o Ogg que ofrecen otras plataformas, en Bandcamp los usuarios también pueden descargar su música en formatos sin compresión ninguna como FLAC, ALAC, WAW o AIFF, lo que les asegura la máxima calidad. Además desde su propio espacio en Bandcamp, los artistas también pueden comercializar su música en otros soportes, como CD o vinilo. Si así lo desean, los usuarios también pueden escuchar la música que han adquirido, en streaming.

Y la pregunta del millón de euros. ¿Que artistas podemos encontrar en Bandcamp? Como os podéis imaginar, la mayoría son independientes y probablemente, poco conocidos para el gran público…lo que es verdad que puede jugar en su contra. Pero a la vez, cada vez son más los grandes artistas que han decidido abandonar un formato de distribución “tradicional” y se han pasado “al otro lado”. Entre los nombres más conocidos, los de Peter Gabriel y Björk pero también, y esto es lo que nos interesa, muchos e interesantes músicos de jazz: Nubya Garcia, Christian Scott, Matthew Hallsall, Moses Boyd, la Sun Ra Arkestra o Macaya McCraven son solo algunos nombres.

¿Siguen siendo mayoría los que no están? Por supuesto. Pero por primera vez en mucho tiempo, los artistas han encontrado una alternativa real, si queremos decirlo de alguna forma, un nuevo “MySpace” que tantos echan de menos…menos caótico claro, y mucho más profesional.

Los números de momento les acompañan. Desde su lanzamiento, la compañía ha ayudado a que los artistas se embolsen casi 550 millones de euros. Y su modelo de negocio va a más: el pasado mes de noviembre, lanzaron Bandcamp Live un nuevo servicio que permite a los artistas organizar y cobrar por sus conciertos en directo (emitidos a través de streaming).

Bandcamp Fridays: apoyando a los músicos durante la pandemia

El compromiso de Bandcamp con los músicos se ha demostrado muy especialmente durante la pandemia causada por el COVID-19. Desde el pasado 20 de marzo y una vez al mes, la compañía organiza su “Bandcamp Friday”, un evento en el que la compañía renuncia a su comisión por la música vendida durante esas 24 horas, de modo que todo el dinero generado en la plataforma, acaba en en bolsillo de los artistas.

No es precisamente poco. Al finalizar 2020 la compañía anunció que había generado 40 millones adicionales para músicos de todo el mundo en estos eventos. Dado el éxito obtenido y que muy a nuestro pesar, en 2021 seguiremos hablando mucho más del COVID de lo que nos gustaría, Bandcamp ha anunciado que seguirá habiendo viernes fantásticos en este año que recién empieza.

Así que si os estás planteando “volver a comprar música” tal vez Bandcamp sea un buen sitio por el que empezar. Yo, desde luego, ya lo he hecho.

Standard

Deja un comentario