Actualidad, Artistas, Es personal

O Sister!, swing y dixieland con raíces en el sur de la Península

O Sister! no es una banda de hot jazz cualquiera, es una banda con identidad propia y un recorrido notable. La banda está formada por tres vocalistas con registros diferentes que consiguen crear un sonido envolvente en armonía cerrada, y que dan matices y diversidad a sus temas cuando cada uno de ellos hacen sus solos.

La voz de Helena Amado – la soprano del conjunto – le da una elegancia operística a los temas en los que ella tiene sus solos. Paula Padilla, con un registro más grave, le otorga sensualidad, mientras que la delicadeza de la voz de Marcos (Padilla también) nos hace viajar en el tiempo hacia la época dorada del jazz, cuando grupos como The Ink Spots marcaban estilo y sentaban precedente. Vocalistas que además dominan el scat con destreza y soltura, aportando mayor autenticidad a su sonido.

A estos tres vocalistas le acompaña un excelente combo instrumental que domina el lenguaje del jazz con holgura, con Matías Comino a la guitarra, Pablo Cabra a la batería y Camilo Bosso al contrabajo: ellos seis forman el núcleo duro de la banda, pero se rodean de artistas colaboradores que aportan mayor riqueza instrumental a sus trabajos discográficos convirtiéndolos en música de primer nivel.

O Sister! se fundó en Sevilla hace ya más de una década con la misión de ser una banda que rindiera homenaje al sonido de las bandas de armonía cerrada de la era del swing, particularmente un conjunto femenino de Nueva Orleans que tuvieron, con la aparición de la radio, un alcance estupendo de Costa a Costa en la geografía americana: hablamos de las Boswell Sisters, un conjunto que ya reseñamos en este otro artículo.

Las Boswell son hoy una de esas muchas joyas del patrimonio cultural del Delta del Mississippi. Por eso mismo no es de sorprender que su música aparezca en documentos audiovisuales relacionados con Nueva Orleans, como la serie Treme de HBO, por ejemplo.

O Sister! tiene en este conjunto femenino su punto de partida y siempre han sido muy claros y honestos haciendo mención a su principal fuente de inspiración. O Sister! tiene en efecto bastante de la música de Orleans, pero a estas alturas de su carrera no se limitan exclusivamente a interpretar ese estilo particular de jazz; el sonido actual cuenta con una amplia gama de influencias del jazz americano y del europeo, y en sus trabajos más recientes incluso exploran terrenos nuevos, como es el caso del tema «Love Song Number 2» en la que juegan con ritmos caribeños acompañados a partir del minuto 04:20 de una intervención poética y repentista del cubano Alexis Díaz Pimienta, en la que el artista invitado (haciendo referencia a la letra en inglés de la canción) nos habla de deseo, pasión, amor y huida del olvido.

Más allá de Nueva Orleans

«Love Song Number 2» está incluida en el último álbum, con arreglos y temas originales escritos por miembros de la banda y que están firmados por la discográfica sevillana Blue Asteorid Records.

El álbum, lanzado en formato digital y en CD en febrero de 2020, y desde la semana pasada también en edición limitada en vinilo, lleva un título y un leit motiv que parece haberse transformado en una suerte de profecía o premonición: el trabajo en el que se habla del ritmo frenético de la vida moderna a la que nadie le importa nada que ya haya pasado de moda, haya pasado de ser el asunto del momento.

La sociedad de consumo en la era de las «Stories» de Instagram, de los viajes relámpago y del ritmo acelerado en todos los niveles, ahora curiosamente en ralentí con la pandemia. Pero en esos mismos tiempos también nos divertíamos con las fiestas repletas de gente, fiestas en las que sudábamos y hablábamos al oído de la gente sin miedo al contagio y con el sonido de la música en directo mezclándose con el sonido de los zapatos marcando el ritmo del baile; eran también los tiempos en los que acudíamos a teatros de aforo real completo, de bares llenos de actividad nocturna hasta bien entrada la madrugada.

Todo eso se nos ha ido de un plumazo con la llegada de la pandemia, un nuevo tiempo muy poco afortunado para algunos, muy especial para otros que añoraban la quietud y el ritmo pausado, y un momento ambivalente para muchos que encuentran tantos pros como contras a estos paréntesis producidos por el confinamiento, el lockdown, el toque de queda y la distancia social temporal.

Divertidos, originales y honestos

Hace ya unos 5 años que la banda ha despegado dejando atrás la etapa de repertorio basado en reinterpretación de estándares, haciendo camino al escribir y arreglar temas propios.

Sus letras divertidas, originales y honestas nos arrancan una sonrisa al “poner la antena” y escuchar cosas como «por favor no me hables hasta que haya tomado café» en referencia al mal humor matinal (Stompin in Joy 2016) o «el swing me ha salvado la vida» (Nobody Cares 2020), esta última una confesión que a más de uno nos apela a su propia experiencia con el género; O Sister! pone voz, de hecho, a una multitud de sensaciones conocidas; algunas más sensuales, otras más frenéticas, pero casi siempre el sonido de la banda es un bálsamo para hacer la vida más agradable, más liviana.

O Sister! es probablemente una de las bandas de hot jazz españolas con mayor proyección internacional. En el año 2014 la propia familia de las hermanas Boswell, ahora herederos de su legado, junto con The Historic New Orleans Collection invitaron a O Sister! a formar parte del encuentro internacional en la ciudad de Nueva Orleans.

La experiencia inédita y la emoción para los integrantes de la banda, en lo que fue su primer “salto del charco” como banda, nada más ni menos que a la cuna del jazz, la compartieron con lujo de detalles en las redes sociales y el concierto se pudo ver en streaming desde España, en una época en la que un concierto en streaming era una absoluta rareza y con la emisión un poco desajustada para el huso horario europeo. Quién se podía imaginar en aquel entonces que seis años después, los conciertos en streaming iban a ser el medio de subsistencia de precisamente muchas bandas de la cuna del jazz y otros rincones del planeta.

«El viaje a Nueva Orleans fue la fuente de inspiración del disco que vino poco después, «Stompin´in Joy» donde incluimos un tema que compusimos en homenaje a lo vivido en aquel viaje», nos comenta Paula Padilla en la conversación mantenida recientemente. El tema en cuestión no puede tener un título más transparente: «I Fell in Love with New Orleans»

De gira

En 2015 la banda cruzó el continente europeo más de una vez; primero para actuar en el XXV International Jazz Party of Lund, Suecia y una segunda vez para actuar en el XLIX Riverboat Jazz Festival de Silkeborg, Dinamarca. Un año más tarde hicieron un viaje mucho más largo para actuar en la Isla de Borneo, Malasia y en Kuala Lumpur, la capital. La cita de Borneo también era un festival de jazz, el XI Borneo Jazz Festival. Otras actuaciones fueras de las fronteras nacionales y fuera de los circuitos de festivales, también tienen nombres ilustres: el Half Note Jazz Club de Atenas o el Operaen Christiania de Copenhague.

Pero el trabajo de O Sister! brilla sobre todo a nivel local, siendo la banda que ha liderado la escena de swing de Sevilla y uno de los nombres claves relacionados con la organización del Sevilla Swing!, la cita anual internacional de la cultura del Swing en Sevilla, un festival que desde 2013 y hasta la llegada de la pandemia ha dado un halo muy especial a una ciudad que en primavera ya de por sí derrocha luz, color y belleza.

O Sister! ha formado parte intrínseca de ese ecosistema jazzístico de la capital andaluza, haciendo música en directo en numerosas fiestas en las que se ha bailado lindy hop, claqué, shag y balboa hasta el agotamiento, y en teatros y espacios emblemáticos de la ciudad como el Teatro Alameda o el Monasterio de la Cartuja (actual sede del CAC de Andalucía) donde una parte importante del público aprovechaba los pasillos y laterales para poder despegarse de la silla y dejar que los pies y el cuerpo se imbuyeran del influjo del swing, de ese flow febril que la banda tiene en sus actuaciones en directo. Y es que escuchar esta música sentada nos cuesta a muchos, sin con ello querer quitarle valor a la parte interpretativa que un espectador sentado contempla.

O Sister! también ha tenido bastante recorrido a nivel nacional con muchas actuaciones acumuladas en casi todas las provincias españolas, incluyendo múltiples apariciones en espacios emblemáticos de Madrid, Barcelona, Bilbao… Este pasado fin de semana ha estrenado el último trabajo en el teatro de mayor renombre de Sevilla, el teatro al que solamente los mejores artistas de la región tienen acceso: el Teatro Maestranza. ¡Por eso no será de extrañar que en cuanto la situación mejore y haya reapertura de espacios en el extranjero, O Sister! vuelva a dar conciertos fuera de España y demostrar una vez más que el swing no tiene fronteras!

Standard

One thought on “O Sister!, swing y dixieland con raíces en el sur de la Península

  1. Pude escuchar a este magnífico grupo hace ya unos cuántos años.
    Fue en el Castillo de Santa Catalina. Un escenario tan maravilloso como original. Un recinto pequeño, pero intimo e ideal, en ambiente y sonido. De los rincones genuinos de Cádiz.
    Nos hicieron disfrutar de una maravillosa velada musical.
    Totalmente recomendado para los amantes del jazz y de la buena música.

Deja un comentario