Sello Discográfico
Actualidad, Discos, Otros

Los sellos discográficos del jazz (II): de Pi Recordings a Motéma Music

Hace ya un año y medio, en Caravan Jazz escribíamos sobre esos sellos discográficos icónicos sobre los que se ha construido la historia del jazz. En “Más que Blue Note: los sellos discográficos del jazz” citábamos en este sentido, nombres como los de Prestige Records, Riverside, Atlantic Records, Columbia o Impulse!

En el siglo XXI sin embargo y si exceptuamos nombres como los de Blue Note, Impulse! o ECM, una serie de sellos independientes están llamando a la puerta. Viven al margen de multinacionales y apuestan por una forma distinta de hacer las cosas, más próxima a los artistas y a los aficionados.

Hoy queremos introduciros en diez de esos pequeños-grandes sellos y os contamos cómo compañías como Pi Recordings, Mack Avenue, Jazz is Dead, o Clean Feed están aportando un soplo de aire fresco a la industria. Comenzamos.

Pi Recordings

Pi Recordings es un sello fundado por Seth Rosner en 2001. Inspirado en gran medida por el trabajo de ECM, está especializado en jazz de vanguardia, poniendo un gran atención al detalle en cada uno de sus lanzamientos. Tanta que en sus 20 años como compañía independiente, ha llevado al mercado menos de cien títulos nuevos.

Sus dos primeros álbumes fueron a cargo de Henry Theadgill, pero con el paso del tiempo ha ido incorporando nombres pesados en este movimiento, como los de Steve Coleman, Viyai Iyer, Anthony Braxton, Marc Ribot o incluso, algunos títulos del Art Ensemble of Chicago.

Mack Avenue Records

Te tiene que gustar mucho el jazz para, siendo la CEO de una compañía de la talla de Carhartt, te lances a poner en marcha tu propio sello. Pero eso es lo que precisamente hizo en 1999 Gretchen Cargartt Valade al fundar Mack Avenue.

Tras unos inicios “tímidos” en los que “solo” contaba con Terry Gibbs, Oscar Castro-Neves y George Shearing, el sello comenzó a firmar con veteranos de la escena como Gary Burton, Christian McBride, Kevin Eubanks o los Yellowjackets.

A partir de 2008, el catálogo de la firma incorporó otras músicas negras como el blues, el R&B y el góspel y en 2016 se hizo aún ´mas grande al adquirir el sello MAXJAZZ.

Jazz is Dead

Adrian Younge y Ali Shaheed Muhammad son dos de los primeros productores que antes han sabido ver cómo está cambiando la escena del jazz en determinados ambientes urbanos y han propiciado ese cambio a través de un nuevo sello musical tan provocador, que el propio nombre es toda una declaración de intenciones: Jazz is Dead

Lo curioso es que antes de la puesta en marcha del sello, ninguno de los dos tenía una historia personal especialmente ligada al jazz, habiéndose movido con más frecuencia en otros estilos como el neo-soul o el hip-hop.

Sin embargo a partir del año 2013 y en una gira de conciertos que les hace coincidir a ambos con el promotor de conciertos Andrew Lojero y el veterano de la industria Adam Block, llegan a la conclusión de que hay un espacio nuevo para una música que fusiona el jazz con todo tipo de ritmos nuevos y que tiene en músicos como Roy Ayers, Brian Jackson o Marcos Valle algunos de sus rostros más conocidos. Jazz is Dead se pone en marcha.

Intakt Records

De los sellos que listamos en este artículo, los suizos de Intakt Records son probablemente los más veteranos. Fundado en 1986 por Patrik Landolt, en realidad tiene su origen en la Fabrikjazz, una organización que promocionaba todo tipo de conciertos y actividades relacionadas con el jazz, muchas de las cuales eran emitidas por la radio pública suiza.

El sello, que comenzó produciendo la música de Irène Scheweizer, recibió desde el primer momento una gran atención por la calidad de su proceso de producción, en el que se apostaba por una involucración profunda con la obra del artista, así como los propios fans… siendo uno de los primeros sellos que puso en marcha un servicio de suscripción.

Algunos nombres que han pasado por el ya no tan pequeño sello europeo, son los de Till Brönner, Don Cherry, Kris Davis, Dave Holland, Susi Ibarra, Cecil Taylor o James Brandon Lewis.

ArtistShare

Artist Share es una de las las primeras plataformas de crowdfunding que tiene como objetivo facilitar la financiación de proyectos musicales.

Fundada en 2001 por Maria Schneider, la plataforma lleva más de 20 años facilitando que, especialmente los músicos de jazz, puedan conectar de una forma más sencilla con sus fans, ayudándoles no sólo en la fase de financiación de sus proyectos, sino dotándoles de todo tipo de herramientas para navegar con más soltura en las etapas de producción, distribución y promoción de su obra.

Además de la propia Maria Schneider, en Artist Share han publicado su trabajo artistas como el guitarrista Jim Hall, el pianista cubano Ellio Villafranca, la compositora Patricia Barber, el saxofonista Chris Potter” o la multipremiada Spanish Harlem Orchestra.

Clean Feed Records

Fundada en Lisboa en 2001 por Pedro Costa, Clean Feed Records es uno de los mejores ejemplos que tenemos de que no hace falta estar en Estados Unidos para poner en marcha un gran sello de jazz.

Sin renunciar a editar a algunos de los músicos de jazz americanos del momento, la compañía ha conseguido convertirse en punta de lanza para para promoción del jazz europeo y desde 2006 celebra en Nueva York el Clean Feed Festival, donde entre otras cosas, promociona algunos de los mejores valores del viejo continente.

Desde 2010 Clean Feed colabora con algunos de los festivales de jazz más importantes del mundo y su buen hacer le ha llevado a ser considerada por publicaciones como DownBeat o All About Jazz entre los mejores sellos del mundo durante los últimos años.

Concord Records

Concord Records es uno de los sellos que más han hecho por el desarrollo del jazz en las últimas décadas. Fundada en 1995 en Los Angeles como evolución del sello original “Concord Jazz”, no tardó demasiado en ser adquirida (1999) por un consorcio liderado por el productor televisivo Norman Lear.

Desde entonces la compañía no ha parado de crecer, firmando por ejemplo un acuerdo de distribución de la música de sus artistas con Starbucks, o incorporando a ”Hear Music”, una subsidiaria de la firma, los nuevos lanzamientos de artistas como Paul McCartney o Joni Mitchell.

Volviendo al jazz, la discográfica ha producido trabajos de figuras como Chick Corea, Christian Scott o Esperanza Spalding, además de reeditar el trabajo de clásicos como Bill Evans o Dave Brubeck. Entre sus decisiones tal vez “menos afortunadas” el haber rescatado del olvido en 2009 a Kenny G.

Edition Records

Otro sello de marcado sabor europeo y que desde luego está dinamizando la producción de jazz en el siglo XXI, es Edition Records.

Fundado por el pianista Dave Stapleton y el fotógrafo Tim Dickeson, la discográfica británica tiene entre sus méritos haber revitalizado gran parte de la escena de las islas, promocionando a músicos de la talla de Julián Argüelles o Tim Garland; pero también ha sabido dar con la tecla con grupos como The Bad Plus, vocalistas como Gretchen Parlato, o figuras de talla mundial, caso de Chris Potter o Lionel Loueke.

Como en el caso de Clean Feed, Edition también organiza cada año su propio festival de música, celebrándose las primeras ediciones en el Kings Place de Londres.

GreenLeaf Music

A veces para conseguir lo que uno quiere, no le queda más remedio que montárselo por su cuenta. Es el caso del conocido compositor y trompetista Dave Douglas, que en 2005 tomó la decisión de poner en marcha su propio sello discográfico: GreenLeaf Music.

El sello recoge por supuesto los últimos lanzamientos del propio Dave Douglas, pero a lo largo de sus poco más de 15 años de historia ha incorporando a nombres como los de Linda May Han Oh, Nicole Mitchell o Kneebody.

Igualmente interesante resulta su “A Noise From The Deep”, podcast sobre jazz presentado por el propio Douglas y del que en breve se van a alcanzar los 100 episodios.

Motéma Music

Fundada en 1997 en el área de la Bahía de San Francisco, Motéma Music es más un sello de world music que de jazz propiamente dicho…Con todo el jazz, el soul y otras músicas negras juegan en su catálogo un papel fundamental.

Es un sello que entre otras cosas presume de haber dado a conocer al mundo la enorme voz de Gregory Porter y que ha sabido atraer a algunas de las perlas más codiciadas del jazz de vanguardia, caso de la baterista Terri Lyne Carrington, el también batería Mark Giuliana o la pianista Geri Allen.

Caravaning: la newsletter de Caravan Jazz

¡Suscríbete gratis a nuestra newsletter y no te pierdas nada de lo que se mueve en el mundo del jazz! Novedades discográficas, recomendaciones, conciertos y mucho más. Contenidos exclusivos para nuestros suscriptores.

Web | + posts

Rudy de Juana es periodista tecnológico y apasionado por el jazz. También podéis seguirme en MuyComputerPro.com y en rodolfodejuana.com

Standard

Deja un comentario