Conciertos

La inolvidable experiencia de ver al padre del Ethiojazz en directo

La música del Dr. Mulatu Astatke se coló en mi playlist veraniega mientras viajaba por Grecia. Escuché y mezclé en mi playlist de ese viaje sobre todo temas del disco recopilatorio Ethiopiques Vol. 4 (Ethio Jazz 1969-1974). Al escuchar este sonido bajo las estrellas en las noches cálidas del Mediterráneo oriental – y tal vez presa del espíritu romántico del viajero – me pareció que la música de Mulatu Astatke tenía un magnetismo especial que conecta con raíces milenarias que trascienden las fronteras de Etiopía y por supuesto las del jazz.

Aunque estas teorías personales tienen poco fundamento científico, lo cierto es que Mulatu Astatke abrió el concierto que dio el pasado 28 de noviembre en Colonia (Alemania), con un tema basado en música antigua, melodías de la Iglesia Cristiana Ortodoxa de Etiopía, una tradición religiosa que remonta al S. IV de nuestra era.  

El concierto continuó con uno de sus temas más populares – Yekermo Sew – en directo ahora con un despliegue instrumental tremendo y por tanto una sonoridad mucho más rica que la de la grabación que ha hecho legendario este tema.

ethiojazz
Mulatu Astatke tocando bongos en Colonia

Escuchar en directo a Mulatu Astatke con sus músicos ha sido una experiencia sonora de primer nivel. Fue literalmente muy emocionante estar ahí, en primera fila por suerte, y ver a la leyenda prácticamente delante, baquetas de vibráfono en mano, tocando y dirigiendo a sus músicos. El formato del concierto no escatimó en recursos, un combo ni más ni menos que con ocho músicos y al menos 12 instrumentos, incluyendo un buen puñado de instrumentos de percusión, cello, contrabajo, vientos y por supuesto, los instrumentos de Mulatu Astatke.

Acompañado principalmente de músicos británicos de primer nivel, Mulatu tocó el vibráfono, bongos y el segundo teclado. Al frente del primer teclado estuvo sentado Liam Noble. La sección de vientos la lideraban James Arben, que alternaba saxo tenor y flauta travesera, y Quentin Collins a la trompeta. James Arben es además el director musical de la banda londinense de Mulatu Astatke.

De izquierda a derecha: Quentin Collins, James Arben y Mulatu Astatke en Colonia

En la sección rítmica, destacaba Richard Ọlátúndé Baker a la conga y otros pequeños instrumentos de percusión africana. A la batería estaba Jonathan Scott, al contrabajo Seth Bennett.

Richard Ọlátúndé Baker en Colonia

El combo instrumental también incluyo violoncello a cargo de Daniel Keane, un instrumento que sorprendió con sus solos, dejando bien claro con sus potentes fraseos que la música de Mulatu Astatke está cargada de matices.

La buena acústica y la calidad estética de la sala – la sala de conciertos de la Statdthalle Köln-Mühlheim – ayudaron a crear un ambiente envolvente y cálido favorecedor del éxtasis musical. Era casi imposible no dejarse llevar por el ritmo y entrar en una suerte de trance casi astral con temas tan hipnóticos como Chik Chikka o incluso con el mismo titulado Mulatu, el tema con el que cerró un concierto lleno de buena energía; un tema escrito para él mismo, según nos relató el propio artista, quien se mostró muy a gusto de poder estar dando un concierto en Alemania abarrotado de gentes de todas las edades y orígenes, pese a las dificultades ocasionadas por la pandemia.

Desde luego que si la sonoridad era buena, el ambiente del Week-End-Fest era inmejorable. Algo mágico tiene que tener Mulatu, y algo especial también tiene que tener Colonia para que a un concierto así – en los tiempos que corren – una parte importante del público entregado a su música apenas rozara la veintena.

El Week-End-Fest se lleva celebrando 10 años. Una interesante particularidad de este festival de fin de semana es la sesión previa al concierto en la que se pinchan vinilos y se comparte un listado una selección de temas elegidos por el artista invitado, a modo de “mixtape”, evocando a las viejas cintas de casette en las que se mezclaban temas meticulosamente seleccionados. Ahora lo hacemos con playlists, con una abundancia hasta hace poco años desconocida.

El Week-End-Fest es ecléctico en cuanto a géneros musicales. A nivel jazzístico es un festival que puede presumir de haber traído a la Sun Ra Arkestra además de a Mulatu Astatke a Colonia.

Créditos imagen destacada e imagen de Mulatu Astatke: Niclas Weber, cesión de la imagen cortesía de Week-End-Fest

+ posts

Raquel Rodríguez es traductora editorial de alemán e inglés y aficionada al Jazz

Standard

Deja un comentario