Discos de Jazz
Discos

Chocs and Chops: los discos de jazz de septiembre (2022)

Nos ha costado muchísimo seleccionar los diez discos de jazz que íbamos a ofreceros en este Chocs and Chops de septiembre. Y no porque no haya habido propuestas entre las que elegir, sino más bien por todo lo contrario. La cantidad de buenos títulos que se han anunciado a lo largo y después de este verano post-pandémico nos ha desbordado por completo así que no, no están todos los que nos gustaría que estuvieran aquí, pero los que están merecen como mínimo, que les prestéis una atenta escucha.

Comenzamos este repaso con «In These Times» de Makaya McCraven, un disco que tiene casi todo lo que necesita para entrar en el top de los mejores álbumes de este año; y repasamos novedades tan interesantes como el último concierto de Keith Jarrett, la vuelta del cuarteto de Joshua Redman o el segundo disco de Samara Joy. Casi nada. ¡Comenzamos!

Puntuación: 5 de 5.

Makaya McCraven – In These Times

Puede decirse que en «In These Times» es el último disco del batería Makaya McCraven. Pero en realidad, este es, como confiesa el propio artista, un álbum que lleva años esperando a ser revelado, un disco que nace en el año 2015 y que desde entonces se encuentra en constante proceso; un trabajo meticuloso en el que no se ha descuidado ningún aspecto.

Este es el disco continua explicando, que siempre ha querido grabar. Y se nota. Tan épico y extenso como potente y conciso, nos ofrece 11 temas que han sido compuestos a lo largo de los últimos siete años y en las que encontramos una fusión de los rasgos personales y distintivos que hacen de McCraven un artista único, con todo tipo de arreglos orquestales y melódicos que llevan el conjunto a un nuevo nivel, mucho más orgánico y por así decirlo «adulto» si lo comparamos con sus trabajos previos.

Con la contribución de más de una docena de músicos y socios creativos de su estrecho círculo de colaboradores -entre los que se encuentran Jeff Parker, Junius Paul, Brandee Younger, Joel Ross y Marquis Hill-, la música se grabó en 5 estudios diferentes y en 4 espacios de actuación en directo mientras McCraven realizaba un amplio trabajo de postproducción en su propio estudio casero. Es una evolución y un hito para McCraven, el productor; pero, además, es la declaración más fuerte y clara que hemos escuchado hasta ahora de McCraven, el compositor. Una auténtica maravilla.

International Recording. Makaya McCraven (drums, sampler, percussion, tambourine, baby sitar, synths, kalimba, handclaps, vibraphone, wurlitzer, organ) – Junius Paul (double bass, percussion, electric bass guitar, small instruments) – Jeff Parker – (guitarra) – Brandee Younger (harpa) – Joel Ross (vibráfono, marimba) – Marta Sofia Honer (viola) – Lia Kohl (chelo) – Macie Stewart (violín) – Zara Zaharieva (violín) -Greg Ward (saxo alto) – Irvin Pierce (saxo tenor) – Marquis Hill (trompeta) – Greg Spero (piano) – Rob Clearfield -(piano) – Matt Gold (guitarra, percusión, sitar) – De’Sean Jones (flauta).

Puntuación: 4.5 de 5.

Joshua Redman Quartet – LongGone

Después de sorprendernos en 2020 con «RoundAgain», el cuarteto de Joshua Redman confirma que está dispuesto a regresar a la primera fila del jazz.

Lo hace con «LongGone», un álbum que incluye seis temas compuestos por Joshua Redman y que demuestra de nuevo no solo la capacidad de cuatro improvisadores de un enorme talento, sino la de cuatro líderes que dejan huella en cada uno de los temas, conscientes de su propia importancia en la historia del jazz contemporáneo.

De alguna forma, «LongGone» se siente como la continuación natural de un «RoundAgain», que a su vez, perfectamente podía presentarse como el «hermano pequeño» de ese MoodSwing que los cuatro grabaron en 1994. Es en ese sentido un álbum muy «Redman», con un swing muy alegre y florido, que juguetea con el hadbop en ocasiones y que se mantiene en «la tradición». No sorprenderá a casi nadie, pero el conjunto es muy orgánico y el resultado final está a la altura de lo que se espera.

Nonesuch Records. Josua Redman (saxo tenor y soprano) – Brad Mehldau (piano) – Christian McBride (contrabajo) – Brian Blade (batería)

Puntuación: 5 de 5.

Julian Lage – View with a Room

El guitarrista Julian Lage estrena este año «View With A Room», la continuación de «Squint», el álbum con el que debutó en 2021 en Blue Note. En esta (tan solo en apariencia) segunda parte, amplía la banda y se suman a este maravilla melódica el bajista Jorge Roeder y el baterista Dave King en un cuarteto en el que también brilla con luz propia el incombustible Bill Frisell.

El nuevo trabajo de Lage presenta 10 nuevas composiciones originales que explorar una amplia gama de sonidos y de texturas de guitarra, en uno de los diálogos musicales más bonitos que hemos escuchado en los últimos años.

Si hubiera que precisar los detalles del sonido de Lage, encontramos que tiene la calidez de Joe Pass, la mordacidad de Les Paul y la destreza de ambos, creando a la vez un sonido absolutamente personal y reconocible. En conjunto, Y si le tenemos que poner un «pero», es que sus 43 minutos nos «saben a poco» que queremos mucho más.

Blue Note Records: Julian Lage (guitarra), Dave King (batería), Bill Frisell (guitarra) Jorge Roeder (bajo)

Puntuación: 4 de 5.

Keith Jarrett – Bordeaux Concert

Desde que a finales de 2020 Keith Jarrett anunciase que dejaba los escenarios porque ya no tenía capacidad para seguir tocando, cada disco que se lanza y que rescata uno de sus últimos conciertos, se convierte en todo un acontecimiento.

Es el caso, como no podía ser de otra manera, de este Bordeaux Concert. Perteneciente a su gira europea de 2016, este es además uno de los pocos conciertos en lo que Jarrett comulga completamente con su audiencia, a la que incluso llega a invitar a participar en uno de los temas.

Entregado a esa improvisación a la que nos tiene acostumbrado, el concierto se presenta como una suite de 13 partes que partiendo de la atonalidad, comienza a jugar con elementos más líricos y delicados, para transitar posteriormente con formas clásicas y llegar incluso a jugar con el blues en algunos momentos.

Más íntimo que el concierto de Budapest (2020) y desde luego mucho menos «atormentado», encontramos aquí aires románticos que sin embargo nunca llegan a ser completamente despreocupados, pues Jarrett es Jarrett y siempre sabe mantenernos «al filo de lo imposible».

ECM Records: Keith Jarrett (piano)

Puntuación: 3 de 5.

The Comet is Coming – Hyperdimensional Expansion Beam

Como un cañón. Así suena lo nuevo de «The Comet is Coming». «Hyperdimensional Expansion Beam» es desde el principio hasta el final del álbum una descarga intensísima de adrenalina, ritmos elevados, y saxos proyectados hasta el infinito en un cocktail que mezcla el jazz con la música electrónica.

En este sentido, el famoso trío, formado por King Shabaka, Danalogue y Betamax nos lleva a un universo propio y muy particular, en el que aunque es cierto que hay elemento de jazz muy reconocibles, el conjunto se inclina más hacia temas de dance-hall, en los se construyen paisajes sonoros electrónicos que pueden llegar a ser hipnóticos y que en última instancia, están pensados para bailar y suspender la conciencia.

El resultado, más que notable en los primeros temas, se diluye sin embargo un tanto en un disco que a medida que encara su segunda mitad, resulta algo plano y repetitivo, menos fresco desde luego que ese «Trust in the Force of the Deep Mistery» con el que sorprendieron al mundo en 2019. Con todo y como se refleja en el arte de la portada, Sun Ra estaría orgulloso.

Impulse! Records. Shabaka Hutchings (saxo), Dan Leavers (teclados), Max Wallet (batería)

Puntuación: 4 de 5.

Samara Joy – Linger Awhile

Samara Joy tiene tan solo 22 años, pero la madurez vocal de las más grandes. Tras su debutar el año pasado en Verbe con su álbum homónimo, vuelve en este «Linger Awhile» con esa maravillosa voz aterciopelada de la que se han declarado fans artistas como Anita Baker o Regina King.

En «Linger Awhile», Samara vuelve a apostar por esos estándares clásicos que tan bien le funcionaron en su primer disco y cosa rara en una voz tan joven, se mantiene fiel a la fórmula original sin intentar actualizarlos los más mínimo, como si quisiera mostrar a los miles de jóvenes seguidores que tiene en redes sociales «mirad chicos, así se cantaba a mediados del siglo XX y es fantástico».

En el disco, Samara está acompañada por dos estupendos veteranos: sus antiguos profesores, el guitarrista Pasquale Grasso y el batería Kenny Washington, a los que se suman el bajo David Wong y al pianista Ben Paterson. En un momento en el que ese concepto de «jazz romántico» está de capa caída y que desgraciadamente cada vez más clubs cierran sus puertas, resulta refrescante escuchar de nuevo (aunque sea en casa) esos maravillosos «Mitty», «Sweet Pumpkin» o «Round Midnight». Cruzamos sin embargo los dedos y esperamos un próximo disco con temas propios.

Verbe Records: Samara Joy (voz), Pasquale Grasso (guitarra), Kenny Washington (batería), David Wong (bajo), Ben Paterson (piano)

Puntuación: 4.5 de 5.

Enrico Rava & Fred Hersch – The Song is You

Es su primera colaboración juntos y como curiosidad, también es el primer disco de Enrico Rava para ECM, que vuelve en plena forma después de haber superado una enfermedad. Tanto Rava como Hersh representan el techo al que se puede llegar en sus respectivos instrumentos… así que cuando mezclas lo mejor con lo mejor, muy difícil lo tienes que hacer para que el resultado no sea espectacular. Y en este caso lo es.

Trompetista y pianista brillan a gran altura en un disco en el que exploran algunos de sus estándares favoritos: «The Song Is You» de Jerome Kern, «Mysterioso» y «‘Round Midnight» de Thelonious Monk, «Retrato em Branco e Preto» de Jobim y «I’m Getting Sentimental Over You» de George Bassman.

También tocan sus propios temas, «Child’s Song» de Fred y «The Trial» de Enrico, e improvisan libremente juntos, en un diálogo continuo y en la mejor tradición de Mandred Eicher y ECM, libre de artificios o fuegos artificiales. Lo que se escucha es lo que hay. Nada más.

ECM Records. Fred Hersh (piano) Enrico Rava (trompeta)

Puntuación: 4 de 5.

Charles Lloyd – Trios: Ocean

Con «Ocean», Charles Lloyd presenta el segundo álbum de tu serie «Trios» y que sigue al «Chapel» que publicó hace unos meses. En esta ocasión la acción se traslada al Teatro Lobero, situado en Santa Barbara, la ciudad natal de Lloyd.

Grabado en directo el 9 de septiembre de 2020 y sin público a causa de la pandemia (sí que se retransmitió por streaming), a Lloyd le acompañaron Gerald Clayton al piano y Anthony Wilson a la guitarra. Entre otras muchas cualidades, el álbum refleja el amor que siempre ha sentido Lloyd por el blues, cuyas manifiestas influencias se sienten en ese temazo que responde al nombre de «Jaramillo Blues».

La pieza -dedicada a la pintora Virginia Jaramillo y a su marido, el escultor Daniel Johnson- puede rastrearse a través de una línea temporal que se remonta a la adolescencia de Lloyd, cuando tocaba junto a maestros del blues como Howlin’ Wolf, Bobby ‘Blue’ Bland y B. B. King. Se trata de un blues de tono optimista, con los brillantes acordes sin raíces de Clayton que sirven de introducción a la flauta de Lloyd, que marca el estado de ánimo y un tono de la interpretación que se alarga durante todo el disco.

Blue Note Records: Charles Lloyd (saxo y flauta), Gerald Clayton (piano), Anthony Wilson (guitarra)

Puntuación: 4 de 5.

Perico Sambeat – Atlantis

La nueva grabación de Perico Sambeat, Atlantis, se gestó en el año 2019 en el Seminario de Jazz de Almendralejo. Tras ese primer contacto, fue a finales de ese mismo año cuando este cuarteto de ambos lados del Atlántico (Sambeat a los saxos y flauta; el cubano Fabián Almazán al piano; los chilenos Pablo Menares -contrabajo- y Rodrigo Recabarren -batería-) pasó por el estudio de grabación.

Dos años y medio después es cuando este nuevo disco del músico valenciano ve la luz. Lleno de composiciones muy elegantes de Perico Sambeat (las únicas excepciones son «Forlane» de Maurice Ravel y «Lem» de Pablo Menares), el disco está lleno de grandes momentos.

Por señalar tres, en el extenso «El rastro de Hiva» Sambeat se luce con solos de saxo alto y flauta, y en un determinado momento sus palmas aflamencan el tema; en «Leviatán» los músicos se muestran con gran libertad; en «Forlane» se lucen en una enorme balada.

Karonte: Perico Sambeat (saxo y flauta) Fabián Almazán (piano), Pablo Menares (contrabajo) Rodrigo Recabarren (batería)

Puntuación: 4.5 de 5.

Christian Pabst & Luboš Soukup: Levitas

Uno de los discos de jazz europeo del año. Conectados por más de 10 años de historia musical y compañerismo, el pianista alemán Christian Pabst y el prolífico saxofonista checo Luboš Soukup, han hecho realidad su sueño de grabar un disco íntimo, personal y a dúo. (2 de septiembre, Animal Music).

Adentrándose en el rico mundo rítmico del folk, la música clásica y el jazz, la pareja demuestra lo que es posible cuando dos músicos comparten una profunda conexión musical. Aunque ambos han desarrollado carreras individuales, ambos son compañeros de gira prácticamente cada año y han tenido la oportunidad de colaborar en otros álbumes, como el que publicaron con el guitarrista Lionel Louke.

Esa conexión única se plasma en temas como la reconfortante melódica balada «Snow» hasta el anguloso, y casi inquietante sonido de «The Red Sea», mostrando cómo estos músicos son capaces de adentrarse en diferentes mundos sonoros y sentimentales sin esfuerzo. Un disco precioso, lleno de arreglos cuidados con mucho mimo y un amplio abanico de texturas que transmite la sensación de que, en realidad hay más de dos músicos «sobre el escenario».

Animal Music: Christian Pabst (piano) Luboš Soukup (saxo)


Web | + posts

Rudy de Juana es periodista tecnológico y apasionado por el jazz. También podéis seguirme en MuyComputerPro.com y en rodolfodejuana.com

Standard

4 thoughts on “Chocs and Chops: los discos de jazz de septiembre (2022)

  1. K says:

    Hmmm, sí. Con toda mi devoción por todo lo que hace Shabaka Hutchings, tengo que reconocer que este último disco de The Comet Is Coming está acusando signos de agotamiento de fórmula. Tiene momentos fantásticos, pero, como señalas bien, también los tiene menos inspirados, y no aporta mucho a lo que ya habíamos escuchado de esta formación. Menos mal que Shabaka se sacó de la manga ese «Afrikan Culture» en solitario. Eso al menos nos deja ver que puede/quiere ir también en otras direcciones.

Deja un comentario