wayne custom 37809f8e8bbae87c02af4f722bd636b2b77d08bb
Artistas, Temas

Wayne Shorter: cinco temas de leyenda

Nunca he tenido la oportunidad de ver a Wayne Shorter en directo. Y aunque es verdad que desde 2018 se había retirado de los escenarios y había dejado de grabar, un siempre guarda esa clase de esperanzas: el tal vez, el quién sabe, el homenaje al que no puede decir no. Y entonces me imaginaba haciendo tal vez una de esas locuras musicales que acaban con tu cuenta tiritando y un «pero ha merecido la pena» después del concierto.

Me imaginaba escuchando «Footprints» por supuesto, pero también lo hubiese dado todo por haber estado entre el público de ese «Live at the Detroit Jazz Festival» que le valió su último Grammy. Pero las cosas como son y como suele decirse, aunque Shorter ya no está, nos queda su música.

Y de su música, de la que compuso a lo largo de más de cinco décadas de carrera, queremos hablaros hoy. Concretamente, de cinco temas que han hecho de este saxo genial, una de las mayores leyendas de la historia del jazz.

«Footprints» (Adam’s Apple, 1966)

Aunque Wayne Shorter ha compuesto muchos temas míticos, pocos han dejado el poso de «Footprints» en el imaginario colectivo. 

Shorter grabó por primera vez este standard en su maravilloso «Adam’s Apple» publicado por Blue Note en 1966. A Shorter le acompañaban en uno de sus primeros discos como líder, Herbie Hancock (piano), Reginald Workman (contrabajo) y Joe Chambers (batería). Y aunque esta fue la primera vez que escuchamos el tema, Miles Davis acabó popularizándolo cuando lo incluyó como parte de su «Miles Smiles» de ese mismo año. Esta, la de Miles es probablemente la versión más conocida.

Se caracteriza por ser algo más rápida que la de Shorter, si bien, el saxofonista acabaría por interpretarla aún más rápido en su último cuarteto formado por Danilo Pérez (piano), Brian Blade (batería) y el bajista John Patitucci. Este y otros temas clásicos acabarían plasmados de nuevo en el «Footprints Live» de 2002. Tres de esos temas en directo (incluyendo el propio «Footprints») fueron grabados en el Festival de Vitoria de 2001. 

A medio camino entre el formalismo del primer quinteto de Miles y un tímido proto-free jazz, asegura Ted Gioia en su «El Canon del Jazz», que el tema de Shorter guarda un parecido superficial con el «All Blues» que se incluye en el «Kind of Blue» de Davis: las dos composiciones se basan en una progresión de blues y están adaptadas a una métrica poco habitual (12 compases de 6/8 en «All Blues» y 24 compases de 3/4 en «Footprints). La tonalidad menor de la de Shorter le da eso sí, un aire misterioso, mientras que el vamp de Davis la convierte en una composición mucho más alegre.

«Infant Eyes» (Speak No Evil, 1966)

De los discos que tengo en casa de Wayne Shorter, ninguno me trae mejores recuerdos que «Speak No Evil», tal vez porque fue el primero que llegó a mis manos… o tal vez por «Infant Eyes», probablemente una de las baladas más bonitas que se hayan escrito nunca en la historia del jazz. 

Shorter compuso este tema además en uno de sus mejores momentos a nivel profesional. Seguía hasta cierto punto involucrado con los Messengers de Art Blakey y había grabado su primer disco («E.S.P») como titular en el segundo quinteto de Miles Davis. En este «Speak No Evil» estaba acompañado además con una auténtica formación de ensueño, todo un all-stars por Herbie Hancock (piano), Ron Carter (bajo) Freddie Hubbard (trompeta) y Elvin Jones (batería), quienes al arroparle, le proyectan como uno de los líderes de su generación.

Concebida como una canción de cuna para su hija Miyako, el tema se desarrolla en el plano más emotivo, evocando precisamente la sensación de pureza y asombro que tiene la mirada de un niño.

«Nefertiti» – (Nefertiti, 1968)

Resulta indudable la influencia de Wayne Shorter en ese segundo cuarteto de Miles Davis. Temas como «E.S.P», «Orbits» o ese «Footprints» del que ya hemos hablado, son tan solo una pequeña muestra de su talento. 

«Nefertiti» pertenece a esa categoría y hoy en día mantiene toda su belleza. Es un tema sencillo, pero brillante en su construcción. Shorter y Davis repiten una y otra vez motivo central del tema de forma lánguida, sugerente…tal vez incluso algo abandonada mientras progresa en las postrimerías del jazz modal. 

Al mismo tiempo, Tony Williams y Herbie Hancock se mantienen al fondo, apareciendo aquí y allá, como picoteando sobre la partitura, empujando y agitando al conjunto. Se siente casi como un tema minimalista, experimental, adelantado a su tiempo, con Shorter y Davis entrando y saliendo de su propio tono. Durante su duración ambos juegan en los límites de la abstracción sin «atreverse» a dar el salto para en cambio, volver al centro. 

«Nefertiti» es además el último disco de Miles Davis completamente acústico, y aunque no compone ninguno de los temas que formarán parte del disco, aquí están las bases de ese sonido nuevo que empezaríamos a escuchar en «In a Silent Way» y que darían paso a su etapa eléctrica.

«Mysterious Traveller» – (Mysterious Traveller, 1974)

Lanzado en 1974, «Mysterious Traveler» es el cuarto disco que Wayne Shorter y Joe Zawinul lanzan con «Weather Report». Para muchos críticos, este es el mejor disco de la famosa banda de jazz-fusión tanto por su creatividad, como por la amplitud de estilos musicales que abarca, desde el funk y el rock de los discos anteriores, hasta el latin jazz y la música electrónica. 

Las composiciones de Shorter son desafiantes e imaginativas, y la interpretación de la banda es igualmente sorprendente, destacando junto a los dos líderes, Chick Corea al piano , Alphonso Johnson en el bajo y Leon «Ndugu» Chancler en la batería. En cuanto a su tema principal, comienza con una introducción misteriosa y atmosférica, con un efecto de viento que crea una sensación de movimiento y viaje.

Luego, la banda entra con un ritmo intenso y enérgico, liderado por el saxofón de Shorter en el soprano. La melodía principal es compleja, con cambios de tonalidad y ritmos inusuales que mantienen al oyente en vilo en todo momento.

«The Three Marias» – (Emanon, 2018)

A Wayne Shorter le apasionaban los cómics de superheroes. Tanto que los últimos años, era habitual verle vestido con camisetas de Batman y de otros personajes. Y se tenía que notar. «Emanon», su super héroe privado, es el título del último álbum de la carrera de este saxo genial, una suite de jazz conceptual compleja, llena de matices, de realmente sentarse a escuchar y disfrutar.

El título del álbum es el nombre de un personaje que Shorter ha creado, un ser mítico que se mueve a través del tiempo y el espacio y que además de en este disco, se presenta como el personaje principal de una novela gráfica escrita por el propio Shorter con la ayuda de Monica Sly y el dibujante Randy DuBurke.

El trabajo se divide en tres discos: «Emanon», «The Three Marias» y «The Lost and Found». La segunda parte, «The Three Marias», presenta una sección de cuerdas y un coro, creando un ambiente más etéreo y emotivo. La música es melancólica y lírica, con solos de saxofón y piano que se mezclan con los arreglos orquestales. Para nosotros, la más bonita.

Y hemos escogido cinco temas, pero tal vez podríamos haber escogido 25 o muchos más, porque su creatividad no se agota. Y a vosotros…¿Cuáles son los temas que más os han llegado? Os esperamos en los comentarios.

Standard

One thought on “Wayne Shorter: cinco temas de leyenda

  1. Ornicoleman says:

    Bueno, ciertamente tomar 5 temas es poco para analizar el mundo de uno de los más grandes músicos que han existido. Todo el mundo debe conocer el legado Shorter, el caballero que contaba historias, así lo calificaba mi esposa, en su primera incursión al jazz, años después leí que así lo definían, no recuerdos si musicos, promotores o críticos.
    Tuve la oportunidad en el Miles Davis Tribute, al lado de Hancock, Carter, Wiliams y Roney, una experiencia avasalladora. Estaba en las primeras butacas, su propuesta fue brutal, pegaron mi cuerpo hacia la butaca, sentía una fuerza que me aprisionaba, terminé con un ligero dolor de cabeza, una experiencia única e irrepetible. La negritud en toda su forma y contenido. Belleza pura!! Referencio en este momento, lo que expresaba Amiri Baraka «Antes que ser jazz, fue y es música negra»
    La segunda vez fue con su último cuarteto, un nivel de comunicación, improvisación, fuerza superlativos, cumplía con la premisa de alejarse de la Música Académica.
    Shorter y Weather Report, Miles Davis, Steely Dan, VSOP, Milton Nascimento, Lee Morgan, Joni Mitchell y Art Blakey sin un mundo por descubrir o redescubrir. Por supuesto sus discos de líder.
    Viva Shorter!!

Deja un comentario