Mary Jan 2018 851 double exp 9 JPG.jpg

Mary Halvorson: la guitarrista «incómoda» que te encanta escuchar

El próximo 19 de enero presenta su nuevo disco: «Cloudward»

Pocas artistas pueden presumir de ser tan originales y rupturistas como la guitarrista Mary Halvorson. Alumna aventajada de algunos de los músicos más innovadores del siglo XX, se encuentra entre las más reconocidas por el minoritario público del jazz, que celebra cada uno de sus lanzamientos casi con el mismo entusiasmo que la celebración de una nueva Champions.

Su «Amaryllis & Belladona« publicado en 2022 junto a su sexteto Amarylis (Adam O’Farrill, Jacob Garchik, Patricia Brennan, Nick Dunston y Tomas Fujiwara) fue escogido también por los que escribimos en Caravan, como uno de los mejores discos de ese año. Un disco que como recordábamos en la crítica que hicimos en ese momento «demuestra que Halvorson es una de las mayores fuerzas creativas de la actualidad».

No es de extrañar que en el último número de DownBeat, haya sido elegida como mejor guitarrista del año, superando a nombres tan consolidados como Bill Frisell, Pat Metheny o John Scofield. Además es tímida y al recibir el premio, decía: «es de locos, porque no siento que sea la mejor guitarrista, pero es un honor. Cuando me convertí en músico y empecé a tocar el tipo de música que hago, tenía muy pocas expectativas de conseguir que cualquier tipo de público pudiera escucharla y disfrutarla. Y aunque nunca pensé que tendría éxito, disfrutaba con ello, así que seguí haciéndolo».

Mary Halvorson

Nacida en Massachusetts y basada en Brooklyn, Halvorson es desde los principios de su carrera una guitarrista poco ortodoxa, que ataca las seis cuerdas de la guitarra de una forma muy particular, traduciéndose en un sonido muy seco, como un crujido abierto en el que tienen cabida diversos modos de experimentar con las formas…y en ocasiones, con un estilo lírico intenso.

Pese a que la guitarra de Halvorson está amplificada, siempre tiene un toque acústico, casi desnudo, que combina con el uso de algunos efecto de pedal de octavas. Como asegura Nate Chinen, en su «Playing Changes», «desde sus inicios en su elegante despliegue de disonancia, su articulación percusiva y su cadencia relajada pero asertiva, ya era una original en todos los sentidos. Parecía saber no solo quién era como músico, sino también precisamente hacia dónde se dirigía.»

Incluso cuando era adolescente, se sentía inclinada por la música más experimental: obsesionada por la música de Ornette Coleman, cuenta que mientras que sus compañeros de college asistían a conciertos de pop o de rock , ella se dejaba caer por los shows del Art Ensemble de Chicago. Tan intensa fue la experiencia que acabaría escribiendo una tesis sobre la formación, contando para ello con el asesoramiento directo de nada menos que Anthony Braxton.

Entre sus méritos está el de haber sido galardonada, en 2019, con la prestigiosa beca de la Fundación MacArthur, considerada por muchos como «la beca de los genios». No está nada mal para un artista cuya música desafía y fascina al mismo tiempo. Una artista que desde luego no hace jazz convencional, sino una reconstrucción de las raíces del género, llenándolo de una rara belleza, tal vez excesivamente cerebral en algunas ocasiones, pero de la que se disfruta tremendamente si nos paramos a escuchar.

En su trayectoria como artista, Halvorson ha publicado una serie de álbumes aclamados por la crítica en el sello Firehouse 12, desde Dragon’s Head (2008), su debut en trío con el bajista John Hébert y el batería Ches Smith, expandiéndose a un quinteto con el trompetista Jonathan Finlayson y el saxofonista alto Jon Irabagon en Saturn Sings (2010) y Bending Bridges (2012), un septeto con la saxofonista tenor Ingrid Laubrock y el trombonista Jacob Garchik en Illusionary Sea (2014), y un octeto con la guitarrista Susan Alcorn en Away With You (2016). También para Firehouse 12, publicó el álbum de guitarra solista Meltframe (2015), además de dos álbumes con su banda Code Girl (2018, 2020), con letras propias de Halvorson y que en mi opinión, se encuentran en lo más alto de su carrera.

En 2023, reúne a su sexteto de nuevo y lanza «Cloudward», un disco que verá la luz el próximo 19 de enero y que contará con el vilonista Laurie Anderson como invitado especial. «Toda la música en Cloudward se escribió en 2022, sobre todo en otoño e invierno, cuando las cosas comenzaron a avanzar. La vida se sentía como una máquina chirriante que arrancaba de nuevo», explica Halvorson con motivo de lanzamiento de la nueva grabación. «Los viajes aéreos, por caóticos que fueran, se habían reanudado, y una vez más estábamos volando entre las nubes. Actuaciones, giras y grabaciones se estaban llevando a cabo después de un largo paréntesis y con un renovado sentido de gratitud. Esta banda, para mí, simplemente estaba trabajando, tanto musicalmente como personalmente, y lo principal que sentí al escribir la música fue el optimismo».

Deja un comentario

Escribimos en Caravan