2048 1365 Alune Wade

Así ha sido Jazzahead 2024

Jazzahead es una de las mayores ferias europeas de jazz y anualmente se celebra en la ciudad alemana de Bremen.

Han pasado ya unos cinco años desde que un agente de booking me comentó en Sevilla que habitualmente iba a Bremen a la feria Jazzahead a encontrarse con programadores y promotores y promocionar así a los músicos que representaba. Desde entonces he tenido unas ganas enormes de saber cómo es esta feria musical y poder contarla desde dentro. En 2024 ha llegado la ocasión.

La de 2024 ha sido la decimoctava edición de esta feria profesional donde se encuentra la industria musical en torno al concepto de jazz, música improvisada y músicas de raíz; una cita de gran importancia a nivel europeo, y progresivamente con mayor proyección internacional.

La edición de 2024 ha contado con más de 80 expositores de todo tipo, aglutinados todos en el Hall 6 del recinto ferial de Bremen: desde participaciones agrupadas o bajo instituciones “paraguas” representando una región, un país o incluso un continente (como era el caso del expositor “Africa Jazz”), a sellos discográficos grandes y pequeños, destacando la presencia de ECM, con uno de los stands mejor posicionados en el hall de expositores.

Jazzahead

Además del hall expositivo, donde España ha estado representada por Plataforma Jazz España con un stand que también daba espacio a la participación de otros agentes de la industria del jazz nacional, y a nivel regional con el stand de Catalan Arts y el del Institut d’Estudis Baleàrics (IEB), Jazzahead también ocupa otro pabellón del recinto ferial, el hall 7, donde se realiza una parte importante de los conciertos tipo showcase – normalmente de media hora a 45 minutos de duración – y donde hemos podido ver (aunque sería mejor decir “escuchar”) un despliegue técnico y una ingeniería de sonido de primer nivel, un despliegue que sumado a la calidad de los artistas que se promocionan en estos espacios, ha tenido un efecto de dopaje en el nivel de energía con el que se “afronta” esta feria.

Esto lo facilita también las dimensiones de la feria, la cual, pese a tener proyección internacional, no deja de ser una feria de nicho fácilmente abarcable, en la que es bastante fácil cambiar de un espacio a otro, de una conferencia a una recepción, de un showcase preseleccionado al siguiente.

Jazzahead

La joyita de la ciudad: el Kulturzentrum Schlachthof:

El antiguo matadero de Bremen es desde los años 80 un espacio cultural y una de las salas de concierto – la Kesselhalle – más distinguidas de la ciudad. «Con la Kesselhalle disponemos de uno de los escenarios más bellos de Bremen» presume el centro cultural en su página, un espacio donde tanto artistas de renombre internacional como artistas locales tienen la posibilidad de hacer sonar su propuesta musical con una escenificación profesional y un equipamiento técnico de primer nivel. La forma de la sala te hace sentir como en un plató de televisión. La acústica es sencillamente inmejorable. Éste fue el lugar donde pude disfrutar del sonido refrescante de la banda británica Mama Terra o del sonido vibrante de la banda liderada por el carismático Alune Wade, un bajista senegalés con una amplia y variada carrera musical a sus espaldas que incluye colaboraciones con  Ismaël Lô, Fatoumata Diawara o Marcus Miller, entre otros.

German Jazz Expo

La German Jazz Expo como su nombre indica, es el espacio y la programación dedicada a promocionar a los artistas alemanes (entiéndase alemanes como equivalente a “residentes en Alemania”) dentro de la feria y el festival. Los showcases de la German Jazz Expo incluyeron a artistas de larga trayectoria como es el caso de Sebastian Gramms a artistas emergentes como Julia Kadel Trio o Shuteen Erdenebataar Quartet, entre muchos otros. En la selección de showcases se puede apreciar un buen criterio para demostrar el potencial artístico residente en Alemania, así como su diversidad de sonidos, incluyendo sonidos étnicos propios de las minorías culturales que también forman parte de la Alemania del S. XXI.

Partner Country

Este estatus permite al país que lo ostenta entre otras cosas poder programar sus showcases como sección propia dentro de la programación y también darle un final rotundo a la feria con el concierto de gala de cierre. En 2024 ha sido Holanda y lo han hecho a lo grande, con un stand muy cuidado en su presentación y con un concierto de gala de cierre a cargo de la artista Maite Hontelé con la Joven Orquesta Nacional Holandesa (NJJO).

European Showcases

También hay espacio en la degustación musical de Jazzahead para bandas europeas de otros lugares diferentes a Alemania o a al país asociado a la edición del festival, incluyendo bandas británicas y sonidos diversos.  

Africa Jazz

Además del stand que llevaba dicho nombre y que era fruto de una colaboración de diferentes artistas de diversas nacionalidades, África ha estado presente a través de los artistas que han tenido showcase programado en este festival y en los foros de debate.

Una de las cuestiones centrales planteadas en el debate sobre el presente y el futuro del jazz en África es el efecto que tiene categorizar la música de los artistas africanos con la etiqueta de «world music» pese a tener elementos distintivos propios del jazz y por tanto dignos de ser calificada como tal.

El hecho de que se cante en lenguas vernáculas y/o se empleen instrumentos locales menos asociados a los clichés sobre el jazz, hace que a menudo la propuesta artística reciba un tratamiento diferente y sea tratada como música de rango inferior a lo que se considera jazz, en parte también por la apropiación de este género por parte de espacios elitistas que tienen una concepción restrictiva de qué debe considerarse jazz.

También se ha reflexionado sobre la forma de la música, la incorporación de elementos autóctonos como son por ejemplos escalas modales o ritmos específicos de una región o cultura concreta como elementos distintivos que demuestran la diversidad y heterogeneidad del jazz en África. Y también de cómo la música y concretamente el jazz en África tiene funciones diversas según la experiencia e idiosincrasia de cada cultura local.

Mientras que en Suráfrica el jazz ha estado muy ligado al esfuerzo por sanar y cerrar las heridas psicosociales resultantes de la opresión del apartheid y sus secuelas posteriores, en otras partes de África el jazz se acerca más al concepto de música bailable para celebrar la vida y está por tanto más cerca de las funciones atribuidas a la música considerada folclórica.

Clubnight

Por último, no se puede hablar de Jazzahead en Bremen sin mencionar su programación de viernes tarde-noche en el corazón de la ciudad. Los bolos programados para la sección Clubnight son otro tipo de degustaciones musicales muy apetecibles (aquí los conciertos llegan a ser de hasta una hora duración): 70 conciertos en 35 espacios de la ciudad de Bremen que dan pie a un paseo refrescante en una ciudad con una atractiva vida callejera en un momento en el que en Alemania renace con la llegada de la primavera. La inmersión en la vida de tarde y nocturna de la ciudad hace de las citas del Clubnight una parte muy atractiva de la cita con Jazzahead.

c M3B GmbH Jan Rathke 17 1 1

Alemania en su mejor momento

Jazzahead tiene lugar en primavera, un momento muy especial en un país donde la naturaleza renace en su mayor esplendor y el clima y la luz de los días más largos hacen especialmente agradable estar al aire libre. Esto lo tienen muy en cuenta los organizadores y el espacio al aire libre también es un lugar de encuentro, que se disfruta aún más con la edición especial de keller pils de la cervecería UNION y hacen de la tarde en Jazzahead un momento refrescante, casi como de Biergarten.

20240413 165325 002

Deja un comentario

Escribimos en Caravan