space place

Una pequeña historia del jazz astral (y II)

El Jazz Astral también ha llegado hasta nuestros días en la música de artistas como Shabaka Hutchings o Kamasi Washington

Hace unos días os contábamos cómo a finales de la década de los 60 y principios de los 70, una nueva corriente que pasó a conocerse como jazz espiritual o jazz astral, comenzó a abrirse paso a la sombra del free jazz y la fusión del jazz con otros géneros como el rock.

Os comentábamos entonces que a partir de John Coltrane, músicos como su propia esposa Alice Coltrane, Pharoah Sanders o Tony Scott recuperaban en sus discos una nueva sensibilidad, en una mirada no ya al jazz del pasado, sino a los orígenes propios de la música africana, que se mezclaba en un cocktail con sonoridades de lo más exóticas. En esta segunda parte de nuestro especial, proseguimos nuestro viaje repasando las figuras de Lonnie Liston Smith, Albert Ayler, Sun Ra o Don Cherry. Además os contamos cómo ha llegado el jazz astral hasta nuestros días.

lonnie liston

Lonnie Liston Smith y Albert Ayler

Un pianista y figura clave en el movimiento de jazz espiritual fue Lonnie Liston Smith. Antes de dar el salto y convertirse en uno de los pioneros del smooth jazz, Smith se había granjeado una imagen más que respetable dentro de la banda de Pharoah Sanders, participando en discos como Tauhid y como mínimo en otros cinco trabajos en los que ejerció como co-arreglista y pianista principal. Además se convirtió en una figura claramente reconocible por su dominio de Fender Rhodes, siendo uno de los primeros músicos que comenzaron a utilizarlo de forma habitual en sus conciertos.

Según asegura la «leyenda», Liston descubrió casi por casualidad el instrumento durante una sesión de estudio para Thembi. Comenzó a experimentar con él y así nació tema «Astral Traveling». Smith luego se uniría a Miles Davis en sus propias aventuras con el piano eléctrico antes de formar su propio grupo, Liston Smith and the Cosmic Echoes (1973) y lanzar un álbum instrumental debut inspirado en su trabajo con Sanders, titulado igualmente Astral Traveling.

Albert Ayler fue otro de los saxofonistas que se graduó en la «escuela de John Coltrane». Saltándose el bebop y otros estilos de jazz moderno, personificó el sonido explosivo del “fire jazz,” convirtiendo su instrumento en un amplificador de sonidos desenfrenados que representaban el otro lado del espectro del jazz astral.

Spiritual Unity (1964) es uno de los más reconocidos de Ayler y es considerado una obra maestra del free jazz, en el que se incluye famosa pista «Ghosts». Posteriormente, su búsqueda de lo espiritual proseguiría en la exploración del blues y los espirituales, en álbumes como Spirits Rejoyce (1965) o Music is the Healing Force of the Universe (1969).

Sun Ra

Sun Ra

No se puede hablar de jazz espiritual sin mencionar al pianista y líder de banda Sun Ra (Herman Poole Blount) Su vasta discografía incluso eclipsa la de Sanders, rondando los 500 álbumes, y sus conciertos en directo constituyen uno de los hechos más disruptivos de la historia de la música. No es atrevido asegurar que Sun Ra representaba en un único cuerpo, la encarnación física de todos los elementos (a menudo dispares) que se englobaban dentro del jazz espiritual: afrofuturismo, filosofía cósmica, percusión tribal y free jazz.

Ra siempre ocupó su propia órbita. Además de crear su propia estética con disfraces futuristas y espectáculos teatrales, también cofundó su propio sello discográfico con su amigo Alton Abraham: Saturn Records, uno de los primeros sellos discográficos propiedad de afroamericanos en la industria musical.

Junto con su colectivo musical, la Arkestra, y sus instrumentos electrónicos, Sun Ra exploró los confines de la vanguardia mientras mantenía un sentido de juego rítmico y extravagante a partes iguales. Entre sus obras más notables se encuentran «Jazz in Silhouette» (1959), un álbum que captura su transición hacia el free jazz y la experimentación cósmica; «The Heliocentric Worlds of Sun Ra» (1965), una obra maestra del avant-garde jazz; «Space Is the Place» (1973), que se ha convertido en un himno del afrofuturismo; «Atlantis» (1969), conocido por su innovador uso del clavinet; y «Cosmic Tones for Mental Therapy» (1967), que explora profundamente distintos paisajes sonoros.

Tras al muerte de Sun Ra en 1993, la Sun Ra Arkestra pasó a ser dirigida por Marshall Allen, saxofonista y flautista que ha sido miembro de la banda desde los años 50 y que aún hoy en día, sigue grabando nuevos discos y ofreciendo conciertos.

Don Cherry

Don Cherry

Si el jazz es libertad, pocos músicos más libres ha habido en la historia de la música que Don Cherry. Permanentemente instalado en la vanguardia, siempre adelantado a su tiempo, el mundo sombrío que se presenta en 2024, parece el momento más oportuno para poner en valor su enorme legado.

Pocos músicos como Cherry se han interesado tanto por la integración de distintas culturas a través de su música, casi ninguno en el mundo del jazz se ha atrevido a incorporar instrumentos tan exóticos como los xilófonos de Bali, la kora gambiana o el sitar de la India de la forma en la que lo hacía este genio.

Aunque Cherry es reconocido por su innovación en géneros como el free jazz, su trabajo refleja también una profunda conexión con el jazz espiritual, como se puede apreciar en su colaboración con Coltrane en «The Avant-Garde» y en su exploración de sonidos trascendentales en «Eternal Rhythm».

Kamasi Washington

El Jazz Espiritual de hoy

El legado de todos estos artistas sigue perviviendo hoy en día, aunque sea de forma tangencial en la obra de músicos como Shabaka Hutchings, que tanto en la energía de bandas como Sons of Kemet, como en Shabaka and the Ancestors, plasma una búsqueda de trascendencia que explora la música espiritual africana y la conexión entre el jazz y la música tradicional africana.

Y no es el único. En Kamasi Washington encontramos elementos de espiritualidad y trascendencia, creando paisajes sonoros expansivos que invitan a la reflexión y la exploración interior. Sus composiciones se construyen con arreglos complejos que evocan una sensación de elevación espiritual y conexión con lo divino y no es difícil descubrir la influencia de John Coltrane, Pharoah Sanders, o Alice Coltrane en su sonido.

Esa conexión cósmica la encontramos también en los últimos discos del trompetista británico Matthew Halsall, con un sonido eso sí que en ocaciones orbita hacia el terreno del new age, y en cierta medida, también en la música de Christian Scott y en la forma en la que explora el legado de los indios de Nueva Orleans.

Una pequeña historia del jazz astral (y II) comentarios en «2»

  1. Muy interesante artículo, conozco de nombre a estos músicos, pero siempre me han provocado un poco de rechazo, sobre todo la Sun Ra Arkestra, me habéis animado a darles una segunda oportunidad. Saludos

  2. Con todo respeto pero me parece que habeis perdido toda la seriedad que la critica del Jazz conlleva. Todo el Jazz es una busqueda e integracion de lo interno de cada musico que puede llamarse Jazzista. Sun Ra por las noches sacaba su telescopio buscando su planeta de origen, si podeis entenderlo habras comprendido la esencia del maestro Ra, pero si le quieres dar unaconnotacion new-age entonces no has entendido nada. La musica de Coltrane es una lucha contra sus demonios internos y su manera de trascenderlos es «Ascension». Ayler no es de la escuela de Coltrane, Ayler es su propia referencia e inclusive Coltrane lo seguia y trataba de tocar como el, no me salgais con jazz astral que me recordais a Enya o a Kitaro. Por favor reescriban su articulo y probablemente salgan cosas interesantes de ahi.

Deja un comentario

Escribimos en Caravan