La Discoteca de Caravan Jazz
< Todos los temas

Alice Coltrane – The Carnegie Hall Concert

imagen

Profundamente espiritual, tremendamente innovadora, Alice Coltrane no sólo tuvo una influencia decisiva en la última etapa de John Coltrane como artista y compositor, sino que sentó las bases de lo que en los años 60 y 70 pasaría a denominarse como spiritual jazz.

Ese legado fue recogido en parte por Impulse! en 2022 con el lanzamiento de «Kirtan: Turiyan Sings» un álbum que originalmente se publicó en en 1982 en formato cassette y que tenía como objetivo servir de inspiración para los estudiantes del «Vedantic Center», espacio que solía ser frecuentado por la propia Alice.

Ahora sin embargo el sello da un paso más y lanza «Alice Coltrane -The Carnegie Hall Concert» un álbum que recoge el concierto que Alice celebró en favor del «Yoga Institute», cuatro años después del fallecimiento de John.

El concierto se celebró en un momento crucial tanto en su carrera como en su viaje espiritual: acababa de lanzar su cuarto álbum en solitario, su aclamado «Journey in Satchidananda», y había profundizado su búsqueda espiritual durante un viaje de cinco semanas a la India.

La banda que esa noche se subió a las tablas del Carnegie Hall no podía ser mejor: los saxofonistas Pharoah Sanders y Archie Shepp; Jimmy Garrison y Cecil McBee al contrabajo; y los bateristas Ed Blackwell y Clifford Jarvis. A estos se les unirían dos miembros del círculo de Satchidananda (maestro espiritual y monje hindú que se hizo famoso durante su residencia en Nueva York): Kumar Kramer y Tulsi Reynolds, tocando el harmonio y la tambura, respectivamente.

El repertorio incluyó dos temas de «Journey in Satchidananda», seguidos por dos composiciones de John Coltrane: una tremenda versión del «Africa» que extiende a lo largo de 28 minutos y «Leo», extraído de su «Interstellar Space» (1974). El concierto sirvió como prueba de que Alice (si es que no lo había demostrado ya de sobra) era una líder más que sólida, que podía desarrollar una carrera más que interesante alejada de las sonoridades y la «sombra» de John y que el jazz espiritual no era una anécdota en los márgenes de este género musical.

Sin ser una grabación maravillosa desde el punto de vista técnico, a diferencia de otras que se están publicando en los últimos años, sí que tiene la suficiente fuerza como para ir más allá de aquél que quiere completar su colección desde un punto de vista histórico.

Puntuación: 3.5 de 5.
Etiquetas:

Escribimos en Caravan