La Discoteca de Caravan Jazz
< Todos los temas

Kamasi Washington – Fearless Movement

Kamasi Washington

Estoy completamente seguro de que muchos de los que hoy en día se aproximan al jazz por primera vez lo hacen porque alguien ha puesto en sus manos el «The Epic» de Kamasi Washington un monumental álbum de casi tres horas de de duración (2:53) con el que en 2015 el saxofonista de Los Ángeles, agitaba el mundo del jazz como no lo había hecho casi nadie en las últimas décadas.

Explosivo como un universo que se expande de forma infinita, el desbordante caudal de sonido que recorría los tres discos de ese título, acabarían aterrizando primero en el EP «Harmony of Difference» (2017) y sobre todo en «Heaven and Earth» un doble álbum lanzado en 2018 y en el que Washington empleó hasta la última gota de enérgica creatividad que recorría sus venas.

Desde entonces, muchos nos sentíamos semi-huérfanos del mejor Kamasi. «Becoming» su BSO para el documental de Michelle Obama en Netflix, se presentaba en 2020 como un EP de sonidos dulces y algo descafeinados, agradables de escuchar pero sin garra. Los que queríamos más Kamasi, teníamos que «conformarnos» con seguirle junto a los chicos de Dinner Party, en el que junto a pesos pesados como Robert Glasper o Terrace Martin, le escuchamos incursionar en el R&B y la música electrónica.

Pero ha llegado 2024 y este saxofonista genial acaba de presentar «Fearless Movement», un doble álbum (como no podía ser de otra forma) que cuenta con las colaboraciones de algunos de los artistas que inevitablemente asociamos a su música y con los que participado en otros proyectos, como son Thundercat, Terrace Martin, Patrice Quinn, el flautista André 3000 o los vocalistas George Clinton, BJ the Chicago Kid, y D Smoke, entre otros.

El saxofonista ha definido este «Fearless Movement» como su «álbum de baile», aunque no en el sentido tradicional de música electrónica de la frase. «No es literal», ha afirmado en un comunicado de prensa. «El baile es movimiento y expresión, y de alguna manera es lo mismo que la música: expresar tu espíritu a través de tu cuerpo. Eso es lo que este álbum está promoviendo».

Verborreico y excesivo como en sus anteriores álbumes, este «Fearless Movement» no es una excepción al «más es más» que tan difícil es conseguir hoy en dia. Es decir, si examinamos con detenimiento todos los temas, los más exigentes estarían más que dispuestos a «meter» tijera y reducir la duración del álbum a menos de una hora (y no la 1 h 35 minutos que dura), pero eso sería de alguna forma negar a Kamasi Washington el ser quien es. Y él es visceral, grandilocuente, pan-jazzístico-musical-verborreico.

En este ejercicio, es probablemente un disco que va de menos a más, más contenido desde luego en su primera mitad, y completamente desatado en su segunda parte. Más mediatitva (si es que eso es aplicable al sonido Washingtoniano) en sus primeros temas, donde destaca el estupendo ejercicio que hace Andre3000 en las flautas de «Dream State» para trasladarnos a la pista de baile en los segundos, con ese «Prologue» cargado de tanta energía que lo estaríamos bailando sin parar una y otra vez.

«Fearless Movement» se toma menos en serio a sí mismo que «The Epic» y desde luego, mucho menos que «Heaven and Earth» y esto tiene dos lecturas diferentes: por un lado es un álbum más liviano (no va a ocupar el lugar en la historia que ostentan los dos primeros), pero por el otro es más disfrutable, en el sentido del gozo que hay en una propuesta musical. En cualquier caso, uno de los discos del año.

Puntuación: 5 de 5.
Etiquetas:

Escribimos en Caravan