Jazz Navideño
Discos

13 discos de jazz navideño para disfrutar de las fiestas

Ya están aquí las fiestas navideñas y con ello el sonido de sus canciones en tiendas, calles, centros comerciales o, peor, en nuestras casas. Puede que este tipo de música te transporte a la infancia y la ames o puede que te sea insoportable y la odies. Dela misma manera, yo voy a intentar que tus fiestas sean un poco más agradables, aunque suenen villancicos, porque la forma más fácil de que un género te guste es llevarlo a tu terreno. Si tu terreno es el jazz, estás leyendo el artículo adecuado. Os aviso de que he dejado fuera los discos de jazz navideño más conocidos. Mi intención es acercaros a álbumes un poco más atípicos, aunque con algunas excepciones.

Ramsey Lewis Trio: “Sound of Christmas” (1961) y “More Sound of Christmas” (1964)

Estos dos discos funcionan igual de bien por separado, pero al durar ambos media hora quizás os llene más en formato tándem. Lo mejor de esto es que pertenecen a la etapa temprana del pianista Ramsey Lewis cuando aún no se había adentrado demasiado en lo comercial. E lprimero no falta en casi ninguna lista de lo mejor del jazz navideño y no es casualidad, pues derrocha blues y swing en cada tema manteniendo la elegancia del género pero sin perder el sonido navideño.

Varios intérpretes: «Jingle Bells» (1962)

Llega el momento de escuchar un recopilatorio con grabaciones que el sello Columbia hizo entre 1959 y 1962, para lanzar finalmente el disco a finales de ese año. En él, se incluyen, entre otros, a Duke Ellington, Lionel Hampton, Chico Hamilton, Carmen McRae, Dave Brubeck o la primera colaboración entre Miles Davis y Wayne Shorter. En  las siguientes reediones se añadió también “Deck the Halls” por Herbie Hancock.

Geri Allen: “A Child Is Born” (2011)

Esta pianista se sacó de la manga un auténtico discazo lleno de virtuosismo en el que busca hasta dónde puede dar de sí una canción navideña en el lenguaje pianístico. Importante también sus referencias al folklore africano, etíope concretamente. Quizás esta no sea la mejor opción para un público primerizo en el jazz,pero sí lo es para aquellos más especializados o con mayor curiosidad musical.

Ill Considered: “An Ill Considered Christmas” (2018)

Con este disco pasa lo mismo que con el anterior en cuanto al púbico ideal. Es muy difícil poner etiquetas tanto algrupo británico como a este álbum en particular, pero ellos mismos se definen como un grupo de músicos que interactúan entre sí para crear música improvisada libremente y eso hacen aquí. Un disco que mezcla lo exótico con lo folklórico y con la improvisación.

Bobby Simmons: «Holiday Soul» (1964)

Si sois harboperos y amantes del soul jazz, una de las mejores propuestas es la de Bobby Timmons. El compositor de Moanin’ y pianista de aquellos Jazz Messengers de Art Blakey, lanzó un álbum navideño en 1964 en el que no pierde nada de su esencia. Perfecto para darle un poco de ritmo a la cena de Navidad.

Big Band Holidays the Jazz at Lincoln Center Orchestra with Wynton Marsalis (2015)

Este álbum recoge diferentes grabaciones en vivo de la famosísima “Jazz at Lincoln Center” de Wynton Marsalis, acompañados por algunas de las mejores voces del panorama jazzístico actual como son Cecile McLorin Salvant, Gregory Porter y René Marie. Una buena manera de resumirnos lo que esta orquesta hace anualmente.

Jimmy Smith: Christmas Cookin ́ (1964)

Jimmy Smith es famoso por ser el máximo representante del órgano Hammond y llevarlo a otro nivel en el jazz. Como podemos ver con este álbum no se queda atrás tampoco con su participación en la música navideña. Jimmy –junto a una orquesta de metales en la mayoría de los temas y junto a otros músicos (incluyendo a Wes Montgomery en “Baby, its cold outside” o a Kenny Burrell y Grady Tate en “Greensleeves”)–nos demuestra una vez más su virtuosismo y su versatilidad dentro del soul jazz.

Charlie Byrd: The Charlie Byrd Christmas Album (1982)

El guitarrista Charlie Byrd realiza unas interpretaciones en solitario de catorce temas navideños. Aunque se luce como siempre, puede parecer, en general, un disco un poco soso y quizás con no demasiados matices, pero es fantástico para crear un ambiente relajado, cálido y jazzístico en casa. Otra opción parecida es la del guitarrista Joe Pass, pero a mí personalmente me atrajo más esta

Varios intérpretes: A Mellow Jazz Christmas (2014)

Esta esuna de las obras navideñas más aclamadas por la crítica del género. Un disco en el que aparecen ocho grupos muy diferentes, pero muy muy buenos: dos temas del trío de Stanley Clarke, una obra más eclíptica del trompetista Eddie Henderson y su orquesta, otras dos del trío de David Benoit, una de Phil Woods con su quinteto (lo mejor del disco para mí), un par de temas del cuarteto de Bob Conti, uno del trío de George Cables y, para finalizar el disco, dos de Pete Christlieb con Dick Hyde y uno del trío de Paul Smith.

Vijazzicos: Membri’s Band (2018)

A estas alturas del artículo puede que me recriminéis que todos son villancicos en inglés o del folklore anglosajón y que a vosotros os gusta el producto nacional. Tranquilos, tengo la solución para vuestros invitados más nacionalistas porque Membri ́s Band nos trajo nuestro repertorio de villancicos cantados con aires flamencos y envueltos en un jazz con arreglos muy inteligentes.

The Brian Setzer Orchestra: Rockin’ Rudolph (2015)

La peculiaridad de este álbum reside en los géneros que usa. Todos combinados cabrían en la definición del swing revival, ese subgénero que mezcla la música de las grandes orquestas del swingcon el rock and roll. Perfecto si tus invitados son rockeros y los quieres captar hacia el jazz.

Ella Fitzgerald: Ella Wishes You a Swinging Christmas (1960)

Mi intención no era ir a los discos famosos navideños (de ahí que no mencione los de Frank Sinatra, Louis Amstrong o el de Vince Guaraldi, por ejemplo), pero, a riesgo de no descubriros nada nuevo, necesitaba hacer mención a esta joya, ya que muy probablemente estemos ante el mejor disco de jazz vocal navideño de todos los tiempos.

Ella Fitzgerald es capaz de hacer suyos todos estos villancicos y cantarlos a su manera, que siempre es la mejor, sacándoles hasta la última gota de provecho.

¡Espero que paséis una feliz y jazzera Navidad!

Standard

Deja un comentario