Giulia Valle
Discos

La poesía de Carlos Cano sobre el lienzo sonoro de Giulia Valle

No sé si es una cuestión generacional o una carencia personal. Pero creo que un poco en lo de millenial va también la explicación de mi conocimiento superficial e incluso desconocimiento de muchas de las canciones de autor que han significado tanto para la generación que le dio forma a la Transición y a esas primeras décadas de democracia.

Tengo que reconocer que algunos clásicos del cancionero andaluz, del cante jondo o de los poetas de Granada me han llegado por algunas de las ilustres voces femeninas de mi generación: el Pequeño Vals Vienés, por ejemplo, me llegó por Silvia Pérez Cruz y con ella descubrí las versiones de Enrique Morente y Leonard Cohen y di con el texto original de Lorca. Así podría seguir elaborando un listado de coplas y cante jondo que a mí me han llegado – quiero decir llegar en cuanto a prestar la atención que merecen – con arreglos más contemporáneos, algunos con tintes de jazz, otros nuevo flamenco, otros rock.

Y más allá del género musical, lo llamativo para mí de esta nueva generación de artistas que hacen música orgánica de raíces folclóricas y aderezos contemporáneos es que hacen un uso habilidoso de la emoción, de la víscera, que les diferencia de las interpretaciones más sobrias, recogidas y tal vez sencillas de los artistas y cantautores de la Transición; o sencillamente están más distanciadas de las modas estilísticas de los años 80 y 90, que a veces – voy a decirlo – me provocan cierta pereza en cuanto a lo musical. Me siento distante de ellas.

Este último trabajo de Giulia Valle se ha publicado en marzo de 2021

Carlos Cano en clave de jazz

En esta primavera he descubierto la fuerza expresiva y emocional que tienen las letras de Carlos Cano con un trabajo que despliega un lenguaje musical soberbio, que no escatima a la hora de crear un paisaje sonoro profundo, intenso, vanguardista.

Un trabajo que respeta la esencia de la copla, el fado, el tango y la comparsa original de Carlos Cano – algunas veces con algunas variaciones rítmicas y en el tempo – y que la reviste de unos arreglos musicales muy avanzados con elementos de diferentes géneros musicales: desde el free jazz al tango argentino con una estética rítmica que en ocasiones evoca al rock; también con varios guiños al latin jazz y al flamenco. El equilibrio estético en este cóctel sonoro hace de estas interpretaciones musicales unas verdaderas delicias, estremecedoras y sensuales, según lo que vaya marcando la letra.

El sabor jazzístico va mucho más allá de darle un poco de swing a las cadencias andaluzas o hispano-árabes; aquí hay mucho jazz contemporáneo. Y es que aquí también hay mucha personalidad propia: la personalidad musical de Giulia Valle y la interpretación profunda de Rusó Sala. «Nadie se había atrevido con el repertorio de un cantautor co­etáneo al modo en que Giulia Valle aborda la obra de Carlos Cano. Era el cantor adecuado, y ella la intérprete –en un sentido oracular– que mejor podían encender nueva candela» escribe Santiago Auserón respecto a este trabajo.

Carlos Cano en Clave de Jazz

Una de las cosas que más me ha llamado la atención es el entrelazado entre la voz y la instrumentación de viento o cuerda frotada en algunos temas, como por ejemplo en «Poco a Poco», donde a la voz de Rusó se entrelaza con el fraseo del saxo, o como en «Romance a Ocaña» o en «Siempre», donde es el violoncello es el que subraya el pasaje melódico por donde transita la voz humana, creando un lenguaje sonoro contemporáneo y ancestral a la vez, un acompañamiento instrumental que no se limita a la creación de texturas armónicas; un efecto que a mí personalmente me evoca a la música antigua y barroca, así como a algunas de las joyas del nuevo flamenco (se me viene a la mente especialmente el trabajo de Rocío Márquez con el conjunto instrumental de Proyecto Lorca)

Otro aspecto musical interesante de este trabajo es el uso del silencio como recurso creativo y expresivo. Así en «Poco a Poco» nos quedamos sin aliento, en ese golpe seco que marca la figura del silencio tras la imponente frase «la soledad es el precio que paga mi libertad», un silencio que sobrecoge y refleja el dolor y la aceptación de la soledad que siente el poeta.

En lo lingüístico y literario este trabajo también nos recuerda a todos los oyentes de la Península el potencial expresivo y la belleza del catalán. La traducción de los temas de Carlos Cano «Siempre» y «Luna de Abril» las ha realizado en gran medida el cantautor Miquel Pujadó, aunque también han sido un poco un trabajo de equipo, según nos cuenta Mar Rubiralta, de Balaio Producciones.

Este disco se grabó en directo el 6 de marzo de 2020 en el Teatre Joventut de L’Hospitalet del Llobregat dentro de la programación del festival Barnasants. El equipo musical de este trabajo está formado por:

  • Giulia Valle, contrabajo, bajo, arreglos, dirección
  • Rusó Sala, guitarra y voz
  • Mark Aanderud, piano y teclados
  • Sandrine Robilliard, cello
  • Dani Dominguez, batería
  • Edu Pons, saxo alto, clarinete y flauta travesera

Exprimiendo las versiones de la prensa digital doy también con una pieza clave en este proyecto: Amaranta Cano, hija de Carlos Cano y quien impulsó este proyecto a través de Carlos Cano Producciónes. «Este disco para mi supone muchísimo pues llevaba años detrás de hacer algo distinto con las canciones de mi padre, que fueran por otros registros musicales, por otras vías de la sangre, para así llevar a otras gentes su poesía. Escuchar este disco me produce una intensa emoción, me sobrecoge el alma y me reconforta. Que temas como Luna de Abril vuelen en catalán, es muy enriquecedor y es una forma de unir pueblos en tiempos de disputas.» (Entrevista en La Voz de Granada, 6 de abril de 2021)

Crédito foto destacada: Juan Miguel Morales

+ posts

Raquel Rodríguez es traductora editorial de alemán e inglés y aficionada al Jazz

Standard

2 thoughts on “La poesía de Carlos Cano sobre el lienzo sonoro de Giulia Valle

  1. Pere says:

    Muchas gracias, Raquel !! Está siendo un descubrimiento conmovedor.
    «Será que pasan los años…..» Saludos cordiales y enormemente agradecido por vuestra página!

Deja un comentario