Cine, Otros

Siete documentales de Jazz para olvidarte de Ben-Hur en Semana Santa

Sabemos que para algunos de vosotros la Semana Santa es como la droga dura. No podéis evitarlo: enchufáis la televisión y en sesiones maratonianas, os tragáis por enésima vez «Rey de reyes», «Los diez mandamientos», «Quo Vadis», «Ben-Hur» y en general, la cartelera de 13 TV al completo como si no hubiera un mañana. Luego pasáis a Netflix y antes de dormir, veis cualquier película protagonizada por Charlton Heston.

En Caravan Jazz estamos convencidos de que no tiene por qué ser así, y os aseguramos que hay alternativas: creednos, del cine de Semana Santa, también se sale. Nuestra receta pasa en este caso por recomendaros nada menos que siete estupendos documentales, uno por cada día de esta semana de «dolor y penitencia». Y es que a los que nos gusta el jazz, casi siempre estamos a otra cosa. Comenzamos.

The Cry of Jazz (1959)

Dirigido por  Edward O.Bland, “The Cry of Jazz” es uno de los primeros documentales que se han rodado sobre el mundo del jazz. Ambientado en los “barrios negros” del Chicago de la época, el documental conecta el movimiento por los derechos civiles con algunas de las estrellas de jazz del momento.

En la pantalla vemos a artistas como Sun Ra, John Gilmer o Julian Priester, mientras conversan en distintos clubs con otros músicos e intelectuales. Algunos críticos consideran este documental como una de las primeras manifestaciones del movimiento ”Black Pride” y hoy en día, es un film de culto al haber predicho los disturbios raciales que se producirían en esa década. 

Sin destacar por su gran calidad cinematográfica, en realidad este documental tiene más valor por ser testigo de una época histórica y no son pocos los que han criticado que tiene incluso un tufillo racista, ya que se llega a sostener que el único jazz estéticamente válido, es el compuesto e interpretado por músicos negros, por cuanto refleja las penalidades sufridas por el pueblo afroamericano.

Puedes verlo en: Youtube

Imagine The Sound (1981)

Dirigido por Ronn Mann, “Imagine The Sound” es un documental canadiense que se introduce en el complicado mundo del free jazz. Por la cámara de Mann pasan artistas como Cecil Taylor, Archie Shepp o Bill Dixon, que contestan a las preguntas de Bill Smith.

Considerado como el mejor documental que se ha hecho nunca sobre el mundo del free jazz, contiene además un buen número de actuaciones, en las que también intervienen músicos como Art Davis, Freddie Waits o Kenny Werner. Como curiosidad, el momento en que vemos a Taylor y Shepp recitando poesía.

Puedes verlo en: DVD

Ornette Made in America (1985)

Y hablando de free jazz, nada mejor que sumergirse en el universo de Ornette Coleman, repasando el documental “Ornette: Made in America”. Dirigido por Shirley Clarke, la cinta escapa del clásico biopic, para entrar de lleno en el mucho más interesante estilo de vida de la que seguía siendo una de las estrellas del jazz del momento.

En este sentido, la película recoge actuaciones, entrevistas, vídeos musicales experimentales producidos por el propio Coleman y material complementario aportado por otros artistas. El grueso de la acción se centra en la actuación de Coleman para el festival “Skies of America”. Y si bien la acción comienza en el año 1968, lo cierto es el que trabajo en este documental le llevó a Clarke más de 20 años.

Puedes verlo en: DVD y Blu-Ray

Documentales de Jazz. Let's Get Lost y la vida de Chet Baker

Let’s Get Lost (1988)

Llegamos al que es probablemente el documental más famoso de la historia del jazz. Filmado en 1988 por Bruce Weber, la película repasa la vida, la música y el declive de Chet Baker. Casi todos los que en algún momento fueron algo en la vida de Chet se muestran ante la cámara. Managers, ex-mujeres, compañeros…casi nadie quiso perderse el poder decir el “yo lo vi” de una vida tan turbulenta.

La cinta se inicia en las playas de Santa Monica, en un momento en el que a Baker no le quedaba ya demasiado por vivir y concluye en la alfombra del Festival de Cannes de ese año. Siempre a punto de ser olvidado, pero en realidad siempre de vuelta, el documental supuso un empujón para la carrera póstuma de Baker y recibió una nominación a los Oscar de 1989. 

La película recibió además el Premio de la crítica en el Festival de Venecia (en Italia seguían adorando a Baker) y una versión restaurada de la misma se proyectó en el Festival de Cannes de 2008. El rodaje del documental estuvo lleno de “incidencias” y se sabe por ejemplo que Weber debía mantener un continuo suministro de heroína y otras drogas para que Baker estuviera en condiciones de seguir grabando.

En ocasiones Chet no se presentaba a las sesiones de grabación o se “escapaba” unos días a Europa…por no hablar de lo complejo que resultaba trabajar con algunos de sus acompañantes, como la propia madre de Chet, su última novia o el famoso fotógrafo William Claxton.

La “inesperada” y misteriosa muerte de Baker (nunca se ha resuelto el caso), al supuestamente caerse desde una ventana de un hotel de Amsterdam, le impidió ver el resultado final, ya que el accidente (o suicidio) tuvo lugar en plena posproducción del trabajo. Pese a que es considerado un documental de culto, tardó mas de 21 años en estrenarse en España.

Puedes verlo en:YouTube

Thelonious Monk: Straight No Chaser (1988)

Tomando prestado el título del álbum de Thelonious Monk (1967), este documental, dirigido por Charlotte Zwerin es un biopic clásico que, en este caso, repasa la vida de este genio del Bebop.

La cinta recoge distintas actuaciones de Monk y su banda, e incluye varias entrevistas póstumas en las que intervienen amigos y miembros de su familia. El documental está producido por Malpaso Productions, que es la productora independiente de Clint Eastwood y de hecho, el propio Eastwood se cita en la película como productor ejecutivo.

En 2017, la cinta fue seleccionada para formar parte de la Biblioteca del Congreso de Estados Unidos “por su valor histórico y cultural”. Y es que buena parte de las imágenes que se muestran forman parte de un proyecto comisionado por la República Federal de Alemania en 1967, cuando un equipo de televisión pública del país germano, recibió el encargo de seguir a Monk durante un viaje de seis meses y que le llevaría a recorrer Nueva York, Atlanta y distintas ciudades de Europa.

Con este material el director de cine Christian Blackwood realizó un documental de una hora que solo se llegó a emitir en Alemania, para después pasar rápidamente al olvido.  Casi 20 años más tarde, buena parte de las escenas que no se habían utilizado, se encontraron abandonadas en “un cajón” y son las que constituyen el núcleo duro de este “Straigh No Chaser”.

Puedes verlo en: DVD

A Great Day in Harlem (1994)

Película dirigida por Jean Bach, “A Great Day in Harlem” fue nominada en 1994 al Óscar como mejor documental. 

El documental parte de la famosa fotografía que lleva el mismo nombre; una instantánea de 1958 tomada por Art Kane para la revista Esquire y muestra a nada menos que a 57 de los mejores músicos de jazz de la época (incluidos nombres como los de Art Blakey, Roy Elridge, Thelonious Monk o Mary Lou Williams).

A lo largo de los años, el director fue localizando a los supervivientes de aquella foto histórica y los entrevistó para la ocasión, así como al propio fotógrafo y a otras personalidades del sector. El documental incluye actuaciones de varios de los artistas implicados y la voz en off de Quincy Jones.

Puedes verlo en: YouTube

I Called Him Morgan (2016)

«I Called Him Morgan» es un interesante documental que retrata la vida del trompetista Lee Morgan, conocido por su trabajo junto a figuras como las de Dizzy Gillespie o Art Blakey, y que acabaría siendo asesinado por su propia esposa en 1972, mientras ambos pasaban la noche en un club de Harlem.

La película se divide pues en dos partes fundamentales: la primera, en la que se explica cómo Morgan se convirtió, ayudado precisamente por su pareja, en una figura interesante dentro del mundo de jazz. La segunda, se centra en los hechos que derivaron en su asesinato posterior, incluyendo una entrevista con la propia Helen desde prisón.

Puedes verlo en: Netflix

Standard

Deja un comentario