mette henriette

“El proceso creativo de “Drifting” fue muy parecido al de un río que busca su camino a través de un terreno impredecible”

Entrevistamos a la saxofonista noruega Mette Henriette, una de las grandes sensaciones del nuevo jazz nórdico.

Cuando a principios de 2023 ECM lanzó el “Drifting” de una casi desconocida Mette Henriette, nadie imaginaba el impacto que supondría su música para el género: una cocción a fuego muy lento, sin fronteras, sin prisas ni aspavientos y con una libertad apabullante que le permite coquetear a la vez con la frescura de los compositores más clásicos y el jazz más vanguardista, la saxofonista noruega ha conseguido lo más difícil: marcar la diferencia y plantar un nuevo hito en el árbol del género. “Drifting” hace honor a su título y gira hacia nuevas direcciones en un ambiente inevitablemente invernal, sobre conceptos inéditos que marcan un prometedor futuro en el camino de Mette Henriette. Nos cuenta que 2024 está siendo un año de procesos creativos intensos en el que se está manteniendo alejada de las redes sociales, pero ha podido hacernos un hueco en su apretada agenda para contestar a nuestras preguntas. En la redacción de Caravanjazz fue uno de los álbumes más escuchados en 2023, y hemos tenido la oportunidad de mantener una breve charla con su creadora. Charla que finalizó con la promesa de visitar pronto España para poder disfrutar de su música en directo. ¡Esperamos que así sea!

Caravanjazz (CJ): No podemos comenzar esta entrevista sin preguntarte acerca de «Drifting», uno de nuestros álbumes favoritos de 2023. ¿Puedes hablarnos sobre el proceso creativo detrás del álbum?

Mette Henriette (MH): El pensamiento original que me llevó a la creación de “Drifting” fue muy parecido a un río que busca su camino a través de un terreno desconocido e impredecible… Recuerdo que inicialmente estaba trabajando en un repertorio para un conjunto más grande, pero tuve que reconsiderar esta dirección debido a la situación mundial relacionada con el coronavirus. Cuando se cerraron las fronteras y las reuniones en persona se hicieron imposibles, tuve claro que la única forma de grabar mi música era adaptándola al formato de trío. Empecé a probar con Judith Hamann al violoncelo y Johan Lindvall al piano, y me sentí muy intrigada por las posibilidades sonoras que surgieron, lo que me llevó a reescribir todo a mano para capturar la sensibilidad que imaginé. Un par de meses después lo grabamos en el nuevo Museo Munch. El ambiente allí dentro fue muy particular porque el museo aún no había abierto sus puertas al público, ni siquiera las obras de arte y el personal a cargo estaban allí, solamente un piano de cola.

(CJ): ECM es uno de los sellos de jazz más prestigiosos actualmente. Iconos del género como Keith Jarrett o Vijay Iyer forman parte de su amplio catálogo. ¿Cómo reaccionaste cuando ECM mostró interés en tu trabajo?

(MH): Desde el momento en que Manfred Eicher y yo nos conocimos por casualidad en 2013, nuestras conversaciones e intercambio de ideas evolucionaron naturalmente hasta convertirse en una colaboración significativa para ambos… Ha sido muy importante para mi carrera el poder coincidir con alguien que reconoce mi autonomía creativa y que además es capaz de compartir sus perspectivas musicales, que para mí resultan muy reveladoras.

image1

(CJ): Personalmente encuentro intrigante la selección de músicos de ECM, alineada con su estilo austero, quizás un poco fría para algunos. ¿Qué crees que puedes aportar a su catálogo?

(MH): Dejaré que los oyentes lo definan. Por mi parte sigo comprometida con mi brújula interior, confiando en que la música encontrará la manera de resonar en el mundo.

(CJ): En los últimos años han surgido numerosas saxofonistas en el mundo del jazz. Melissa Aldana, Lakecia Benjamin y tú misma sois buenos ejemplos. Un paso necesario, creo, para disipar ciertos estereotipos impuestos (no intencionadamente) por músicos como Coltrane o Charlie Parker. ¿Qué mensaje podrías transmitir a las futuras generaciones de mujeres sobre su implicación en el mundo del jazz?

(MH): Hay infinitas maneras de responder a esta pregunta, pero creo que figuras como Coltrane dejaron profundas huellas en la historia no sólo por su brillantez técnica, sino también por una búsqueda genuina de algo que fuera unos pasos más allá. Son excelentes ejemplos de cómo algo que inicialmente se desvía de la corriente principal puede eventualmente convertirse en estereotipo. Mi mensaje para las generaciones futuras, independientemente del género, sería que tuvieran el coraje de mirar hacia adentro para encontrar su propio camino respetando los caminos de los demás, estén o no alineados con las convenciones establecidas.

(CJ): No estaba completamente familiarizado con la cultura sami hasta que me interesé en tu trabajo. ¿Qué crees que tus raíces pueden aportar a tu música? ¿Han influido en tu enfoque de la interpretación y la composición?

(MH): Me enorgullece que mi música pueda crear conciencia sobre la cultura sami porque ha estado oprimida durante siglos, lo que ha provocado que gran parte de nuestro rico patrimonio se desvanezca e incluso desaparezca en algunas partes de Sápmi. Aunque rara vez impongo esto en mi proceso creativo, estoy segura de que de alguna manera se refleja en mi música.

29 5 15 0017small

(CJ): En agosto de 2020, la Filarmónica de Oslo interpretó algunas de tus composiciones en un excelente concierto que puede verse en YouTube. ¿Qué significó este evento para ti?

(MH): Después de componer día y noche durante todo el verano, esculpiendo cada sonido en mi mente, fue una experiencia muy profunda poder escuchar a la Filarmónica de Oslo dándole vida a esta partitura. Era como si mi alma estuviera dentro de la orquesta mientras mi cuerpo estaba en el público… Este concierto fue la primera vez en que la orquesta completa se reunió en el escenario después del coronavirus, y fue muy especial ser parte de ese momento.

(CJ): Después de escuchar «Drifting» varias veces, mis oídos se llenan inevitablemente de ecos de Sibelius, Mendelssohn o Ravel. ¿Cuánta influencia clásica hay en tu música?

(MH): Al hacer música mi atención está en la autonomía de la idea más que en las influencias externas, así que no tengo una respuesta clara a esto que planteas. El tejido cultural se compone de infinitas expresiones que se cruzan y entrelazan, con líneas paralelas que se pueden identificar entre todo si se mira y se escucha la música con suficiente atención y detenimiento. Los oyentes tienen diferentes referencias y algunos comparten sus asociaciones personales conmigo, lo cual me encanta. De vez en cuando, incluso me descubren nuevas músicas desconocidas para mí.

(CJ): En 2015, ECM lanzó su primer álbum, y en 2022, el segundo. ¿Qué contiene «Drifting» que no contenga el primero?

(MH): La respuesta a esto está dentro de cada oyente. Para mí, “Drifting” significa básicamente “movimiento”, de alguna manera tiene una esencia y dirección especiales, con un toque más ligero y cálido. Lo que sí está claro es que ambos álbumes reflejan momentos muy diferentes de mi vida.

(CJ): ¿Puedes hablarnos de los proyectos que tienes en mente para el futuro próximo?

(MH): Actualmente estoy inmersa en un proceso creativo trabajando en nueva música y un par de encargos, incluida una instalación interactiva de sonido para un ascensor de vidrio en un barco de investigación. Estoy decidida a buscar inspiración ampliando horizontes y explorar nuevas colaboraciones.

Mette 2318

(CJ): El formato trío que planteas no está muy explotado últimamente en el mundo del jazz, especialmente con un violonchelo en el cartel. ¿Crees que continuarás en esta dirección o podrías ampliar la formación con otro instrumento?

(MH): Me encanta el sonido del violonchelo, tanto sólo como en combinación con el saxofón tenor, así que sin duda seguiré apoyándome en este instrumento de diversas maneras, junto con otros que pertenecen a las nuevas músicas que a día de hoy están tomando forma en el género.

(CJ): El 25 de febrero actuaste en la Ópera de Oslo. ¿Qué significó para ti tocar en la ópera del país donde naciste? Cuéntanos un poco sobre esta experiencia…

(MH): Fue la primera vez que la música de “Drifting” se escuchó entremezclada con luces y paisajes…. En mi opinión, la música que compongo es a menudo parte de una dramaturgia más amplia que consta de diversas artes y capacidades sensoriales, por lo que me siento infinitamente inspirada cada vez que trabajo con comisionados y promotores que quieren que nos acerquemos a este todo en la realidad. Para este estreno en particular, no podría imaginar un espacio más simbólico. Y todo surgió gracias a las destacadas contribuciones de mi trío y el equipo escénico de la Ópera de Oslo. Tuve que pellizcarme cuando escuché que las entradas se agotaron al poco de salir a la venta, incluso cuando supe que algunas personas vinieron del extranjero para escucharnos.

La música de Mette Henriette puede escucharse en la mayor parte de las plataformas digitales, y sus álbumes pueden adquirirse en la tienda de ECM records.

Deja un comentario

Escribimos en Caravan