Actualidad, Discos

Cinco discos que llegan en 2022 para celebrar el 8 de marzo

Decía Luis Martín en la entrevista que le hicimos el pasado mes de diciembre que «las mujeres han llegado tarde al mundo del jazz». Explicaba el director del festival de Madrid, que a diferencia del rock o del pop, donde la figura de la mujer se había asumido de forma natural casi desde el primer momento, en el caso del jazz, salvo en contadas excepciones, la discriminación era la norma. Claro que había cantantes como Billie Holiday y antes que ella, damas del blues como Bessie Smith, pero las Melba Liston (trombonista), Dottie Dodgion (baterista), o Valaida Snow (trompetista) eran rara avis en un mundo en el que la presencia de la mujer siempre era percibida con una mezcla de burla y sospecha. 

Afortunadamente las cosas han cambiado mucho desde el último tercio del siglo XX y como nos contaba hace casi un año nuestro compañero MedusaJazz, nombres como los de Alice Coltrane, Maria Schneider, Carla Bley, Geri Allen o Jessica Williams consiguieron abrir un camino para muchas otras después. Con eso y con todo, incluso ahora en el que cada vez hay más proyectos encabezados por mujeres y en el que nadie discute su talento, sigue costando por ejemplo conseguir que tengan una presencia igualitaria en muchos festivales y grandes sellos discográficos.

Mientras escribo estas líneas sin embargo, se estrenan dos discos que están llamados a colarse ‌entre los mejores del año y los dos están encabezados por una mujer. El primero, «Ghost Song» es el debut de la enorme Cécile McLorin Salvant para el sello Nonesuch Records. La de Cécile es probablemente la mejor voz del jazz en estos momentos y como demostró en el concierto que dio el año pasado en las Noches del Botánico, resulta imposible no caer rendido ante una artista que domina el escenario de una forma espectacular.

Cécile McLorin Salvant

El segundo, «12 Stars» es la consagración de la saxofonista chilena Melissa Aldana, en las grandes ligas del jazz y una de las grandes apuestas de Blue Note para este año. Compuesto en plena pandemia, el disco parte de una búsqueda interior de esos sonidos que pueden liberarnos, apostando por tonos cálidos que se apoyan en el Fender Rhodes de Sullivan Foster, el bajista Pablo Menares y el baterista Kush Abadey. 

Pero los de Salvant y Aldana no son los únicos discos encabezados por mujeres que se presentan estos días. La pianista española Marta Sánchez estrenaba hace unas semanas «SAAM (Spanish American Art Museum)», un álbum que procede de una profunda experiencia personal, como fue el fallecimiento de su madre en plena pandemia, sin que además Sánchez que se encontraba en Nueva York en esos momentos, pudiera viajar a Madrid para verla. El dolor pero también la ternura caminan de la mano a lo largo de un disco armónico y que deja espacio para una improvisación que mira de frente, como testigo de estos tiempos difíciles.

Casi al mismo tiempo, la violonchenista y cantante cubana Ana Carla Maza (hija del estelar pianista chileno Carlos Maza y de la guitarrista cubana Mirza Sierra) presentaba «Bahía», su segundo trabajo en solitario y que vuela alto en una fusión de jazz, música clásica, son cubano desenfadado y bossa nova brasileña, a la vez que suenan letras cantadas en español y en francés.

Marta Sánchez

Igualmente de sorprendente me ha resultado el debut de Nisha Smith en «Friends with Monsters». Vocalista australiana afincada en Manchester, nos regala un proyecto en el que nos habla sobre su batalla contra el insomnio y el miedo a la oscuridad, situando cada tema en distintos momentos de una noche eterna que va desde el estado melancólico al reflexivo, del miedo a la esperanza final cuando finalmente comienzan a vislumbrarse los primeros rayos de sol de la mañana.

Por último, queremos dedicar la nota final a tres de las mujeres que están llevando el jazz a nuevas cotas de popularidad en los últimos años y que han destacado con nuevos trabajos editados el año pasado. En primer lugar, a una Esperanza Spalding que desde que en 2006 debutara con «Junjo», sigue demostrando que su bajo tiene pocos rivales sobre el escenario; en segundo lugar a Brandee Younger, que ha conseguido llevar su harpa a la nominación a los Grammys 2022 en la categoría de mejor composición de jazz y finalmente a Nubya García, tal vez la representante más destacada de esa nueva ola de jazz británico que está conectando con el público más joven.

Web | + posts

Rudy de Juana es periodista tecnológico y apasionado por el jazz. También podéis seguirme en MuyComputerPro.com y en rodolfodejuana.com

Standard

4 thoughts on “Cinco discos que llegan en 2022 para celebrar el 8 de marzo

  1. IGNACIO LOPEZ REBOLLAR says:

    He leído tu artículo, y escuchado el disco de Marta Sánchez, me ha parecido espléndido, muchas gracias por esta información, se agradece conocer música de tanta calidad. Espero recibir muchas informaciones tan buenas.

Deja un comentario