Martin Luther King
Historia, Actualidad, Otros

Fallece Al Howard, el policía jazzero que salvó la vida a Martin Luther King

El mundo está lleno de pequeñas grandes historias que merecen ser contadas. La de hoy es la de Al Howard, policía de Nueva York y posteriormente dueño de un club de jazz, quien seguramente al despertarse en su cama el 20 de septiembre de 1958, no sospechaba que acabaría el día salvando la vida de una de las personas más célebres de la historia norteamericana: Martin Luther King.

Ese día, un Luther King de 29 años, se encontraba en el Blumstein’s Department Store, una tienda de Harlem, firmando copias de su libro ”Stride Howard Freedom, cuando Izola Curry una mujer de 42 años, bien vestida y muy educada en las formas, se aproximó al reverendo y le preguntó ¿De verdad es usted Martin Luther King?

Al confirmar su identidad, los testigos de la escena la escucharon gritar “¡Te he estado buscando durante más de cinco años! y vieron cómo a continuación, le clavaba lo que parecía un abrecartas en el pecho. Cuando la policía se presentó en la escena, comprobaron a un Luther King aún sentado en la silla, sangrando abundantemente y con el mango de marfil del abrecartas sobresaliendo ligeramente por debajo del cuello.

Martin Luther King

UNITED STATES – SEPTEMBER 21: Front page of the Daily News dated Sept. 21, 1958, Headline: MARTIN LUTHER KING STABBED, The Rev. Martin Luther King Jr. has wounded hand treated by Nettie Carter Jackson of Brooklyn at W. 123rd St. police station after he was stabbed by a woman with a letter opener., (Photo by NY Daily News Archive via Getty Images)

Teniendo en cuenta la posición del arma, el entonces agente Al Howard le advirtió: “no se mueva, no hable, no estornude. Cualquier cosa que haga puede resultar fatal” impidiendo además el acceso a un testigo que quería extraer el cuchillo del cuerpo del reverendo.

A la vez que Izola Curry era llevada a dependencias policiales, King era trasladado al Harlem Hospital, en el que fue intervenido de urgencia en una operación que acabó por demostrar que la calma de Al Howard contribuyó en esa ocasión, a salvar la vida de King. Y es que como explicaría el cirujano, la punta del abrecartas se encontraba apoyada exactamente sobre la aorta, por lo que un mínimo movimiento hubiese provocado su muerte inmediata. Izola Curry por su parte fue diagnosticada de sufrir esquizofrenia paranoide y pasó recluida en instituciones psiquiátricas el resto de su vida.

Izola Ware Curry

African-American woman stabbed Martin Luther King Jr. with a letter opener at a department store in Harlem while he was there for a book signing. Police officer arrest Izola Ware Curry. (Photo By: Pat Candido/NY Daily News via Getty Images)

De policía a dueño de un club de jazz

Nacido en 1927 y fallecido hace unas semanas a causa del COVID-19, Al Howard hizo carrera en el cuerpo de policía de Nueva York con algunos casos bastante sonados, como el arresto de David Berkowitz, asesino en serie conocido como el “Hijo de Sam”.

Tras retirarse del cuerpo, adquirió el “Showman’s Café”, un local muy popular situado a escasos metros del teatro Apollo en Harlem, dando cabida a actuaciones de estrellas como Sammy Davis Jr., Pearl Bailey, Sara Vaughan o Arthur Prysock. Años más tarde y tras sufrir un incendio, el club se trasladó a la octava avenida y finalmente a su posición actual, entre la 375 West y la calle 125.

El local de Howard contribuyó y no en menor medida, al lanzamiento de carreras como Jack McDuff, Seleno Clarke o Lonnie Smith, por no hablar de las de Lou Donaldson o el gran George Benson.

Como explicaría el propio Howard, una de las noches más importantes de del Showman’s tuvo lugar a principios de 2000 cuando Seleno Clarke y el George Benson organizaron un evento para recaudar fondos para su amigo y mentor Jack McDuff, atrayendo la atención de celebridades como el actor Joe Pesci y el presentador de “60 Minutes” Ed Bradley.

Standard

Deja un comentario